español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Sistemas de producción bovina en las américas

Los bovinos son especies capaces de adaptarse a una gran variedad de condiciones ambientales lo que los hace, dentro de los mamíferos domésticos, una de las especies más utilizadas en los sistemas productivos. Debido a esta gran diversidad es que existe también una gran variedad de sistemas productivos adaptados además a diversas condiciones ambientales.

Es importante, por lo tanto, conocer las características de esta especie y del lugar en que se desarrolla dentro del Continente Americano, ya que de ello depende en gran medida el éxito del sistema productivo empleado. La producción animal, basada en la explotación comercial del bovino es la más difundida y la que entrega mayores recursos alimenticios.

Los bovinos son animales que pueden ser explotados en más de un rubro y por lo tanto se pueden encontrar razas especializadas en diferentes producciones como lo son: carne y leche.

Esta diversidad de razas hace que los sistemas y zonas productivas sean diferentes según el animal y por lo tanto que existan regiones donde sea más conveniente realizar un tipo de explotación que otra. 

Sistemas de producción de bovinos de carne:

Al ser el Continente Americano muy diverso en su clima y vegetación es posible encontrar regiones en que se desarrolla el ciclo completo de producción (crianza, recría y engorda) y regiones en donde es más conveniente producir sólo una etapa y por lo tanto traer animales de otras regiones.

El peso óptimo de faena de los animales es variable y depende en gran parte de la raza del animal, existiendo animales de peso óptimo para faena de alrededor de 400 Kg y otros con pesos de hasta 550 Kg. La diferencia en el ciclo de producción estaría dado por la omisión de la etapa de recría en las razas de pesos menores.

Los sistemas productivos utilizados para la obtención de carne, se basan principalmente en el uso de animales de doble propósito, de razas de carne y en menor medida en terneros eliminados por las lecherías, vacas de leche, bueyes, toros y otros.

Las tres etapas de producción de carne que componen el ciclo completo son:

  1. Crianza: Etapa que va desde el nacimiento del ternero hasta los 6-8 meses de edad alcanzando aproximadamente 180-220 Kilos de peso. Se puede usar el sistema vaca-cría o de crianza artificial.
  2. Recría: Etapa que dura de 6 a 12 meses, dependiendo de la raza y época de parición, y alcanzando pesos de hasta 380-420 kilos con una edad de 15 a 18 meses.
  3. Engorda: En esta etapa los animales alcanzan el peso de venta en un período de 4 a 8 meses.

Por lo tanto, el ciclo completo tiene una duración promedio de 20 a 24 meses.

Sistemas de producción de bovinos de leche:

Principalmente se distinguen tres sistemas productivos de leche en el Continente Americano: intensivo, semiintensivos y pastoriles, pueden estar presentes simultáneamente en todas las zonas lecheras, pero con fuerte predominancia de uno sobre el resto, de acuerdo a la zona y características climáticas.

  1. Sistemas Intensivos o Confinamiento Absoluto: Las características de este sistema son que las vacas permanecen en confinamiento absoluto desde su nacimiento hasta la venta, que en condiciones normales se realiza a una edad aproximada de 7 años. Requieren alimentación de alto nivel nutritivo como forraje de buena calidad fresco o conservado y alimentos concentrados en la dieta.
    En el confinamiento total, los costos de maquinaria e infraestructura son altos, pero se contrarestan con los altos niveles de producción obtenidos, por lo cual en este tipo de producción se hace más relevante los costos variables. La producción es pareja durante todo el año.
    Bajo este sistema el productor casi no depende del crecimiento de las praderas para producir leche ya que posee otras alternativas de alimento y generalmente estas lecherías se encuentran en zonas de riego donde es posible tener praderas permanentes.
  2. Sistemas Semiintensivos o Mixtos: Este sistema es altamente dependiente de la conservación del forraje por lo que presenta una baja estacionalidad. Ocasionalmente, se usan praderas de riego. La estabulación es esporádica, no superando los seis meses, por lo cual sus niveles de inversión son más bajos en infraestructura.
    El manejo es a pastoreo directo en el período otoño-primavera-verano y en confinamiento en los meses de invierno desde iniciada la lactancia. La alimentación se basa en praderas, suplementadas con concentrados durante las épocas de pastoreo (otoño, primavera y verano) y en forraje conservado (heno y ensilaje) y concentrados durante el invierno.
    Este tipo de manejo está desplazando a las lecherías con sistemas de pastoreo absoluto, ya que sus producciones son menos estacionales y por lo tanto reciben mejor precio por litro de leche.
  3. Sistema Pastoril o extensivo: Son aquellos de pariciones en épocas en que la pradera es abundante, la concentración de pariciones puede ser una o dos veces en el año dependiendo de la región. Con lo cual se pueden lograr producciones relativamente estables durante todo el año. Los niveles de producción son más bajos que en los otros sistemas, ya que la alimentación se basa ciento por ciento en la pradera, con una adecuada fertilización y un buen manejo del pastoreo, pudiéndose lograr producciones competitivas. El confinamiento es ocasional, dependiendo del invierno, y muchas veces sólo ocurre de noche.
Contactos
  • Sr. Tito Diaz
    Oficial Principal Producción y Salud Animal
    Tel.: (56-2) 923 2250
    E-Mail: tito.diaz@fao.org
  • Sr. Moisés Vargas - Terán
    Oficial de Desarrollo Pecuario
    Tel: (56-2) 923-2119
    E-mail: moises.vargasteran@fao.org
  • Sr. Leopoldo del Barrio Reyna
    Asistente Técnico en Producción y Salud Animal
    Tel.: (56-2) 923 2236
    E-Mail: leopoldo.delbarrio@fao.org
  • Sr. Daniel Urra M.
    Asistente Técnico en Salud Animal
    Tel: (56-2) 923-2349
    E-mail: daniel.urra@fao.org
Ferramentas