español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Guía para la atención de focos y de situaciones de emergencias sanitarias de Fiebre Aftosa

La Fiebre Aftosa es probablemente en términos de impacto económico la enfermedad más importante a nivel mundial, lo cual se refleja en su capacidad de causar pérdidas en términos de producción animal y las restricciones al comercio tanto a nivel local como internacional. La Fiebre Aftosa es aun endémica en más de 100 países del mundo. Bajo este contexto, ha sido definida la Estrategia Global para el Control de la Fiebre Aftosa (EG-FA), lanzada en junio del año 2012 en Bangkok, Tailandia.

El objetivo general de esta estrategia, es contribuir al alivio de la pobreza y mejorar los medios de subsistencia en los países en desarrollo, y proteger y ampliar el comercio regional y global de animales y productos de origen animal. El objetivo específico es mejorar el control en las regiones donde la enfermedad es todavía endémica, y de este modo proteger el estatus sanitario más avanzando en otras regiones del mundo. Por lo tanto, la EG-FA no solo apunta a reducir la carga de enfermedad sobre la producción animal en los países en desarrollo, sino que también, en los países libres. La reducción de la enfermedad en su origen en los países endémicos es entonces de común interés y debe por tanto, ser considerado como un Bien Público Mundial.

La Fiebre Aftosa es considerada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), como una de las enfermedades más importantes del ganado doméstico, perteneciendo al grupo de seis enfermedades transfronterizas prioritarias para el Continente Americano. En Suramérica los países del Cono Sur evidencian un avance importante en el control de la enfermedad basado en un largo historial de campañas anti aftósicas basadas en vacunación, hecho impulsado por el establecimiento de una política exportadora que permite la priorización de sus gobiernos en apoyar los programas sanitarios, aunado a la generación de alianzas estratégicas con el sector privado. Los países de la región Andina carecen de un perfil exportador neto de mercancías pecuarias, sin embargo, han realizado enormes esfuerzos en la lucha contra la enfermedad alcanzándose avances significativos, pero en algunos territorios aún subsiste el riesgo de circulación viral de tipo endémica. Tal situación genera un riesgo importante de introducción viral a países y zonas libres, situación que debe ser abordada como emergencia sanitaria y con la aplicación de otras medidas de protección. Teniendo en cuenta lo anterior, la prevención de crisis sanitarias mediante la detección temprana de brotes y la aplicación de mecanismos de respuesta rápida incluidos en los sistemas veterinarios nacionales de vigilancia epidemiológica, representan un costo insignificante en comparación con el impacto político, económico, social y comercial que puede generar la confirmación de un brote de Fiebre Aftosa.

En la región Andina se evidencia todo el espectro de ecosistemas epidemiológicos para Fiebre Aftosa, hecho que generó el interés del Comité Técnico Andino de Sanidad Agropecuaria (COTASA), Grupo Sanidad Animal, de elaborar un material práctico y de terreno para mejorar la atención de focos y de situaciones de emergencias sanitarias de Fiebre Aftosa. De allí, surge la concepción de la presente guía elaborada por el Proyecto Regional Integrado para el Control Progresivo de la Fiebre Aftosa. El material forma parte del desarrollo de instrumentos de fortalecimiento técnico y armonización a nivel regional establecidos en el proyecto, dentro de las acciones de fortalecimiento del COTASA Grupo Sanidad Animal, como instancia de coordinación de los programas sanitarios entre los países de la región, y del Programa Subregional Andino de Erradicación de Fiebre Aftosa.

Esta guía tiene como objetivo proporcionar una detallada descripción de los procedimientos básicos a ser aplicados por los Servicios Veterinarios frente a una denuncia y atención de sospecha de Fiebre Aftosa, y el abordaje de las medidas contraepidémicas frente a un foco de enfermedad, según los diferentes ecosistemas epidemiológicos presentes en la región Andina. Inicia con una descripción de la estructura epidemiológica de la enfermedad, basándose en los elementos claves que constituyen un plan de contingencia.

Teniendo en cuenta lo anterior, vale la pena señalar que en el desarrollo internacional, la capacidad se considera" la aptitud de las personas, las organizaciones y la sociedad en conjunto de gestionar satisfactoriamente sus asuntos". Asimismo, se entiende por desarrollo de la capacidad (DC)" los procesos por los que las personas, las organizaciones y la sociedad en su conjunto fomentan, fortalecen, crean, adaptan y mantienen la capacidad a lo largo del tiempo". Esperamos entonces que esta guía contribuya al desarrollo de las capacidades de los Servicios Veterinarios para mejorar el proceso de control y erradicación de la enfermedad y por ende al cumplimiento de las metas de erradicación de la Fiebre Aftosa trazadas en el Programa Subregional Andino.

La elaboración de esta herramienta ha sido posible a través de la Cooperación y Asistencia Técnica de FAO, la cual ha sido brindada con el financiamiento de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Agencia de Cooperación Italiana. Asimismo, se conto con el apoyo e información proporcionada por las autoridades sanitarias veterinarias de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, a quienes se les agradece su aporte y colaboración.

Nombre del archivo:
Tamaño total de la descarga:
2.2 MB.
Herramientas