español
Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO

Seminario Internacional apunta a la necesidad de agenda común sobre políticas públicas para las mujeres rurales en la región

El encuentro con representantes de 17 países aprobó declaración que apunta a la necesidad de espacios de diálogo entre gobiernos y organizaciones sociales en la región acerca de las políticas públicas para las mujeres en el campo.

Seminario Internacional apunta a la necesidad de agenda común sobre políticas públicas para las mujeres rurales en la región

Albino Oliveira/MDA
Algunos países como Argentina, México, Chile, Perú, Ecuador, Bolivia, El Salvador, entre otros, presentaron sus experiencias en paneles con expertos.

Santiago de Chile, 25 de marzo de 2013 - Representantes de 17 países de la América Latina y el Caribe aprobaron una declaración que apunta a la necesidad de una agenda común en la región para la mejoría de las condiciones de vida de las mujeres rurales.

El documento final considera importante que los países mantengan espacios de diálogo entre gobiernos y sociedad civil sobre el tema de políticas públicas para la mujeres rurales y propone un modelo de desarrollo rural que efectivamente permita la igualdad entre hombres y mujeres en la región, resaltando que el desarrollo debe basarse en la "solidaridad, soberanía alimentaria, redistribución de recursos a favor de las mujeres rurales y un enfoque territorial".

La declaración también defiende la necesidad de acciones integradas entre los países destinados a la prevención y combate a todas las formas de violencia contra la mujer, asociadas a las políticas públicas para la autonomía económica de las mujeres.

"La inclusión de las mujeres en una estructura productiva no significa por si sola su autonomía financiera", dijo Soledad Parada, representando la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura. "No queremos que las mujeres sean instrumentos. Queremos ser agentes sociales y, para ello, necesitamos que las demandas de las mujeres sean consideradas", señaló.

El Seminario Internacional de Políticas Públicas para las Mujeres Rurales en América Latina y el Caribe fue realizado en Brasília, Brasil, días 19 y 20 de marzo, y también contribuyó a la construcción del diálogo para la 12ª Conferencia Regional, que se realiza en República Dominicana en octubre, y para el Año Internacional de la Agricultura Familiar, en 2014.

Experiencia brasileña

El Ministro del Desarrollo Agrario de Brasil, Pepe Vargas dijo que el país tiene un conjunto de políticas para las mujeres rurales que son reconocidas a nivel internacional como acceso a la tierra, a programas como de crédito rural y a acciones conjuntas en la reforma agraria, entre otros.

"Podemos ser una referencia a otros países". Él también destacó la importancia de la igualdad entre hombres y mujeres. "No habrá democracia mientras no haya equidad de género", dijo.

La mujer rural en la América Latina

Durante el encuentro fue presentado el Panorama de la Mujer Rural en América Latina desarrollado por la FAO. Según este estudio, entre 10% y 30% de las explotaciones agropecuarias en América Latina están a cargo de mujeres, número que registra un crecimiento en los últimos diez años. Sin embargo, estas mujeres siguen teniendo dificultades de acceso a las políticas públicas. Según el estudio, las mujeres aún tienen 25% menos acceso a servicios de asistencia técnica y 15% menos acceso a crédito que los hombres, en un contexto en que estos servicios son bajos para ambos.

Los datos mostraron que en Ecuador 60% de las mujeres que se dicen inactivas trabajan en actividades de subsistencia.

Intercambio de experiencias

Algunos países como Argentina, México, Chile, Perú, Ecuador, Bolivia, El Salvador, entre otros, presentaron sus experiencias en paneles con expertos.

Para el director de Planificación de la Secretaria de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Guatemala, Germán González, el respeto a los derechos humanos de las mujeres pasa, obligatoriamente por el acceso a los servicios básicos de salud y por inversiones en la educación alimentaria y nutricional.

"En Guatemala, donde tenemos cuatro millones de mujeres distribuidas en 166 municipios, en los cuales la mayoría es indígena, la preocupación del gobierno es prioritaria. Respetar y atender eses derechos es fundamental pues las mujeres son los agentes de los cambios necesarios para reducir la desnutrición crónica", resaltó Germán González.

Ludmila Ortega, experta de El Salvador, habló acerca del tiempo de las mujeres. Según ella, el tiempo que las mujeres dedican al trabajo no pagado, como las tareas en el hogar, es más grande que el trabajo no pagado de los hombres rurales y de las mujeres urbanas.

"Es fundamental que las políticas de Estado establezcan una reducción en la carga de trabajo de las mujeres rurales para que ellas puedan ejercer su ciudadanía con derechos y, especialmente, a la educación, a la capacitación profesional que puedan posibilitar una mejoría de sus ingresos", señaló Ludmila.

El seminario fue una iniciativa conjunta de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Ministerio del Desarrollo Agrario de Brasil (MDA), Ministerio de las Relaciones Exteriores de Brasil (MRE) y Secretaria de Políticas para las Mujeres de Brasil, con el apoyo de la Cooperación Internacional Brasil-FAO.