Inicio Que es Gf-TADs Organismos Estructura Obetivos Actividades Eventos Contactos
Inicio
 
Peste Porcina Clasica
Fiebre Aftosa
Encefalopatia espongiforme bovina
Influenza Aviar
Gusano Barrenador del Ganado
Rabia
Newcastle
Sindrome Disgenesico Respiratorio Bovino
l  

Es una enfermedad viral de las aves, la cual puede causar hasta 100% de mortalidad en pollos susceptibles, distribuida mundialmente, ocasiona graves perdidas a la avicultura comercial por afectar tanto a las aves reproductoras, como a las progenitoras, pollo de engorda y gallinas de postura comercial. Los primeros reportes de esta enfermedad fueron en Newcastle Inglaterra, de donde obtuvo su nombre.

La enfermedad principalmente afecta a gallinas domésticas pollos y pavos, aunque también puede llegar a afectar a patos, faisanes, pavo reales, gallina de Guinea y aves silvestres, en el hombre a veces produce conjuntivitis.

En los brotes severos, pueden morir todas o casi todas las aves en 3 o 4 días

ETIOLOGÍA
Clasificación del agente causal
Virus de la familia Paramyxoviridae, género Rubulavirus

Temperatura:  

Inactivado a 56°C/3 horas, 60°C/30 min

pH: 

Inactivado a pH ácido

Productos químicos: 

Sensible al éter

Desinfectantes: 

Inactivado por formalina y fenol

Supervivencia: 

Sobrevive durante largos períodos a temperatura ambiente, especialmente en las heces

EPIDEMIOLOGÍA
Huéspedes

  • Muchas especies de aves tanto domésticas como salvajes
  • Los índices de mortalidad y de morbilidad varían según las especies y en función de la cepa viral
  • Las gallinas son las aves de corral más susceptibles, los patos y los gansos son las menos susceptibles
  • Puede existir un estado portador en las psitacinas y en algunas otras aves salvajes

Transmisión

  • Contacto directo con las secreciones de las aves infectadas, especialmente las heces
  • Comida , agua, instrumentos, locales, vestimentas humanas, etc., contaminados

Fuentes de virus

  • Secreciones respiratorias, heces
  • Todas las partes de las aves muertas
  • El virus es transmitido durante el período de incubación y por un período limitado durante la convalecencia.
  • Se ha demostrado que algunos psitácidos transmiten durante más de un año el virus de la enfermedad de Newcastle de manera intermitente

Distribución geográfica
La enfermedad de Newcastle es endémica en muchos países del mundo. Durante años algunos países europeos no han tenido esta enfermedad.

DIAGNÓSTICO
El período de incubación de 4-6 días
Diagnóstico clínico

  • Síntomas respiratorios y/o nerviosos:
    • jadeo y tos
    • alas caídas, arrastran las patas, cabeza y cuellos torcidos, desplazamientos en círculos, depresión, inapetencia, parálisis completa.
  • Interrupción parcial o completa de la producción de huevos.
  • Huevos deformados, de cáscara rugosa y fina y que contienen albúmina acuosa
  • Diarrea verde acuosa
  • Tejidos hinchados en torno a los ojos y el cuello
  • La morbilidad y mortalidad dependen de la virulencia de la cepa del virus, del grado de inmunidad a la vacunación, de las condiciones ambientales y del estado de las aves de la explotación.

Lesiones

  • La enfermedad de Newcastle no produce lesiones patognómicas macroscópicas
  • Varias aves deben ser examinadas para realizar un diagnóstico tentativo.
  • Para el diagnóstico final se debe esperar el aislamiento del virus y su identificación
  • Las lesiones que se pueden encontrar son:
    • edema del tejido intersticial o peritraqueal del cuello, especialmente cerca de la entrada torácica
    • congestión y algunas veces hemorragias en la mucosa traqueal
    • petequia y pequeñas equimosis en la mucosa del proventrículo, concentradas alrededor de los orificios de las glándulas mucosas
    • edema, hemorragias, necrosis o ulceraciones del tejido linfoide en la mucosa de la pared intestinal
    • edema, hemorragias o degeneración de los ovarios


Diagnóstico diferencial

  • Cólera aviar
  • Influenza aviar
  • Laringotraqueítis
  • Viruela aviar (forma diftérica)
  • Psitacosis (clamidiosis) (Aves psitácidas )
  • Micoplasmosis
  • Bronquitis infecciosa
  • Enfermedad de Pacheco del papagayo (Aves psitácidas)
  • También errores de manejo, tales como falta de agua, aire, alimentación

Diagnóstico de laboratorio
Procedimientos
Identificación del agente

  • Inoculación de los huevos de gallina de 9-11 días de embrionados y a continuación:
    • examen de la actividad de hemaglutinación,
    • inhibición de la hemaglutinación mediante un antisuero específico a la enfermedad de Newcastle.

Evaluación de la patogenicidad

  • Prueba de las placas en cultivos de fibroblastos de embriones
  • Tiempo medio de mortalidad medio de los huevos de gallina que están embrionando
  • Indice de patogenicidad intracerebral en pollitos de 1 día
  • Indice de patogenicidad intravenoso en pollos de 6 semanas

Pruebas serológicas

  • Prueba de inhibición de la hemaglutinación
  • ELISA

Muestras
Identificación del agente

  • Torundas de tráquea y cloaca (o muestras de heces) de aves vivas o de grupos de órganos y heces de aves muertas

Pruebas serológicas

  • Muestras de sangre coagulada o suero

 

PREVENCIÓN Y PROFILAXIS
No hay tratamiento
Profilaxis sanitaria

  • Aislamiento estricto de los focos
  • Destrucción de todas las aves infectadas y expuestas a la infección
  • Limpieza y la desinfección a fondo de los locales
  • Destrucción adecuada de las aves muertas
  • Control de plagas en las explotaciones
  • Respetar un plazo de 21 días antes de la repoblación
  • Evitar el contacto con aves cuya situación sanitaria se desconoce
  • Control de desplazamientos humanos
  • Se recomienda la cría de un grupo de edad por granja

Profilaxis médica

  • La vacunación a partir de vacunas con virus vivo y/o en emulsión oleosa puede reducir sensiblemente las pérdidas en las explotaciones avícolas
  • Se administran cepas activas B1 y La Sota en agua potable o por aspersión. Algunas veces son administradas por vía intranasal o intraocular. Los pollitos en buen estado pueden ser vacunados desde el 1-4 día de vida, pero la eficacia de la vacunación aumenta si se espera hasta la segunda o tercera semana
  • Algunas otras infecciones (por ejemplo, Micoplasma) pueden agravar la reacción a la vacuna. En ese caso se debe usar vacunas con virus inactivados

 

animales

© 2007 Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación