español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Agricultura Familiar Campesina Comunitaria: un aliado para la soberanía alimentaria y el combate al hambre

Crispim Moreira, Representante de la FAO en Bolivia.

Agricultura Familiar Campesina Comunitaria: un aliado para la soberanía alimentaria y el combate al hambre


El Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF) fue lanzado el 22 de noviembre de 2013 por las Naciones Unidas en Nueva York para poner de relieve el enorme potencial de los agricultores familiares para erradicar el hambre y conservar los recursos naturales. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), más de 500 millones de explotaciones familiares -definidas como aquellas que dependen principalmente de miembros de una familia para la gestión y mano de obra- producen alimentos que nutren a miles de millones de personas.

De hecho, en muchos países en desarrollo las granjas familiares representan alrededor del 80% de todas las explotaciones agrícolas. En Bolivia, según datos del INE cerca de 770 mil unidades productivas son familiares y en pequeña escala, con una extensión promedio de 5 hectáreas por unidad productiva.

Datos de la FAO revelan que más de 70% de la población expuesta a la inseguridad alimentaria vive en zonas rurales de África, Asia, América Latina y el Cercano Oriente. Es decir, el rostro más cruel de la situación del hambre en el mundo es justamente el rostro de los agricultores familiares que viven de la tierra. En Bolivia, 4 de cada 10 personas que viven zonas rurales son pobres (según datos presentados por la unidad de planificación de la delegación presidencial Agenda Patriótica Bicentenario 2025 con informaciones de la Encuesta de Hogares 2012 del INE).

Jose Graziano da Silva, Director General de la FAO, en su discurso durante el lanzamiento del AIAF en Nueva York, afirmó que "nada se acerca más al paradigma de la producción alimentaria sostenible que la agricultura familiar. Los agricultores familiares habitualmente desarrollan actividades agrícolas no especializadas y diversificadas que les otorgan un papel fundamental a la hora de garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y conservar la biodiversidad".

Oportunidad de Oro para Bolivia

El 2014, las actividades mundiales, regionales y nacionales en el marco del Año Internacional de la Agricultura Familiar son una oportunidad de oro para que Bolivia promueva un amplio debate que fomente alianzas entre sociedad y estado de manera que se consolide una nación con soberanía productiva y alimentaria que reconozca las diversas agriculturas familiares: indígenas originarias, campesinas, comunitarias, interculturales y afrobolivianas en todo el territorio nacional.

La celebración del Año Internacional de la Agricultura Familiar en Bolivia coincide con cambios estructurales en la dimensión política y social del país los cuales fueron refrendados por el marco legal de la Constitución Política del Estado, sus planes de desarrollo y su planificación estratégica denominada "Agenda Patriótica. A través de la nueva CPE promulgada el 2010, el Plan de Desarrollo Productivo - PND 2011-2017; la Ley 144/2011 de la Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria; la Ley 3525/2011 de Producción ecológica, la Ley 300/2012 Marco de la Madre Tierras y Desarrollo Integral para Vivir Bien y finalmente, la Ley 338 de OECAS y OECON.

Desde la promulgación de la Ley 338, el Viceministerio de Desarrollo Rural ha establecido una agenda intensa de construcción participativa del llamado PRONAGRIFS/Programa Nacional de Agricultura Familiar Sustentable. Esta agenda, que cuenta con la cooperación técnica de la FAO, está impulsando: a) el Registro Nacional Agropecuario - RUNPA una herramienta fundamental de planificación de políticas públicas de desarrollo rural para lograr las metas de seguridad y soberanía alimentaria del país y b) el mapeo de las diversas agriculturas familiares campesinas comunitarias bolivianas que permitan al estado planificar sus metas físicas y financieras para entregar los bienes y servicios a los sujetos de la Ley 338. El mapeo generará la "cartografía socioterritorial" de las agriculturas familiares boliviana que visibilizará quien son, cuántos son y donde están las diversas manifestaciones territoriales de los pequeños productores familiares bolivianos.

¿Por qué la agricultura familiar juega un papel central y estratégico para la soberanía alimentar y el combate a la pobreza?

Los sistemas agrícolas y alimentarios incluyentes y sostenibles no pueden prescindir del modo de vida y la forma de producción de las unidades productivas familiares y pequeñas escalas puesto que ellas generan trabajo productivo para las poblaciones más jóvenes de las comunidades rurales. A su vez, si los emprendimientos económicos campesinos de la agricultura familiar se desarrollan bajo la perpectiva de Comercio Justo es posible encontrar la clave para la erradicación de la pobreza rural. Y es que la agricultura familiar representa una oportunidad para dinamizar las economías locales, especialmente cuando se combina con políticas específicas destinadas a la protección social y al bienestar de las comunidades.

En líneas generales, el AIAF 2014 deberá contribuir con el actual dialogo gobierno y sociedad - en marco de la Agenda Patriótica 2025 - con las reflexiones y debates que vienen de los aportes de los investigadores, académicos, de los gestores de políticas públicas gubernamentales del nivel central, departamental y municipales y de las instancias de control y participación social como son los consejos nacionales de políticas seguridad alimentaria (CONAN), producción ecológica (CNAPE) y desarrollo productivo (CODEP), entre otros. El objetivo es poner en evidencia el tema el 2014 para que todos los involucrados - estado, las organizaciones económicas campesinas comunitarias, el sector privado y de la economía social cooperativa - puedan lograr estrategias nacionales para integrar y concretar en el terreno, en las comunidades rurales y en la vida de las familias bolivianas el concepto constitucional de soberanía alimentaria para Vivir Bien.