españolportuguês
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Presidente de México presenta la “Cruzada contra el Hambre” al Director General de la FAO

Presidente de México presenta la “Cruzada contra el Hambre” al Director General de la FAO

"México ha dicho ‘no más hambre’. Ese es un primer paso para lograr enormes avances en poco tiempo", señaló el Director General de la FAO.

Santiago de Chile, 25 de enero 2013 – Durante la Cumbre de la CELAC-UE, el Director General de la FAO felicitó al Presidente de México, Enrique Peña Nieto, por la Cruzada contra el Hambre, lanzada esta semana, la cual trabajará con más de 7.4 millones de personas que sufren pobreza extrema y carencia alimentaria severa.

“México ha dicho ‘no más hambre’. Ese es un primer paso para lograr enormes avances en poco tiempo. La FAO expresa su total apoyo a la implementación de esta iniciativa”, señaló José Graziano da Silva, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Graziano da Silva ofreció toda la colaboración técnica y experiencia acumulada de la FAO para apoyar la planificación, implementación y evaluación de la Cruzada contra el Hambre, señalando que, “éste es exactamente el tipo de iniciativas que quisiéramos ver en todos los países que enfrentan problemas de hambre y pobreza. Una acción decidida y focalizada a favor de los más vulnerables”.

Durante el lanzamiento de la Iniciativa, ocurrido en Chiapas esta semana, el Presidente de México señaló que, “esta cruzada no es una medida asistencialista. No se trata sólo de repartir alimentos. Es una estrategia integral de inclusión y bienestar social. Es un cambio estructural en materia de combate a la pobreza”.

Durante su reunión con el Presidente, Graziano destacó que el plan incluye la estrategia de doble vía que propone la FAO, complementando acciones directas e inmediatas para atender a las poblaciones vulnerables, al tiempo que se trabaja sobre las causas subyacentes del hambre y la inseguridad alimentaria. Destacó también el enfoque integral, que involucra a los diversos sectores del gobierno, incluyendo salud, educación, vivienda y servicios básicos; y la participación de la sociedad como un todo en el proceso, involucrando a los propios beneficiarios como sujetos activos en la transformación positiva de sus familias y comunidades.

Erradicar el hambre es un paso fundamental hacia el desarrollo pleno: “Resulta lastimoso, lamentable y doloroso que aún sigan existiendo mexicanos que padecen hambre. Todo México gana si hay menos pobreza. Todo México gana si más mexicanos se incorporan al desarrollo productivo de la nación”, explicó el Presidente Peña Nieto durante el lanzamiento de la Cruzada.

El gobierno de México señaló que los indicadores de la Cruzada Nacional serán verificables a través del Sistema de Evaluación del Desempeño y que tanto ciudadanos como el propio Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), participarán activamente en la medición de los resultados. Según el gobierno mexicano, la gran protagonista de la Cruzada Nacional Contra el Hambre será la sociedad mexicana, y que superar el hambre es la prioridad y la mayor obligación ética de México.

“Durante la implementación de esta cruzada deberán realizarse ajustes, y la FAO es la que nos puede ayudar en este sentido”, señaló el Presidente de México en Santiago, junto a Graziano.

Una mayor rol en la Cooperación Sur Sur

Graziano da Silva hizo un llamado al Presidente de México para que dicho país haga uso de sus recursos y experiencias exitosas para favorecer la Cooperación Sur Sur.

"En un momento en el que una permanente incertidumbre económica está afectando al flujo de la tradicional ayuda al desarrollo Norte-Sur, la cooperación Sur-Sur está creando y aprovechando asociaciones que sostienen el intercambio directo de contribuciones financieras y técnicas entre los países en desarrollo", explicó Graziano da Silva.

Ya se han firmado un total de 47 acuerdos tripartitos de ayuda técnica entre los países en desarrollo de África, Asia-Pacífico, Latinoamérica y el Caribe, y más de 1 500 técnicos y expertos han trabajado sobre el terreno en el marco de diversas iniciativas de seguridad alimentaria.

“México tiene un enorme potencial para entregar ayuda a las naciones en desarrollo y convertiste en un referente para otros países que quieran avanzar en la erradicación del hambre”, explicó Graziano.

Seguridad alimentaria es prioridad para la CELAC

La Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) representa un esfuerzo de integración política superior en América Latina y el Caribe. Entre el 26 y el 28 de enero se llevará a cabo una cumbre que aglutina a la CELAC y la UE, al término de la cual se realizará una exclusivamente entre los países miembros de la CELAC. Dichas cumbres buscan avanzar en la profundización de las relaciones birregionales y en la construcción de una alianza estratégica para el desarrollo sustentable.

La seguridad alimentaria es un tema prioritario en la agenda oficial de la CELAC, y en los últimos años ha sido una preocupación constante en la agenda regional y global. “El hambre no puede ser entendido como un problema de un solo país, sino de la región en conjunto”, señaló al respecto el Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, José Graziano da Silva.