español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Brasil: la lucha contra el hambre es fundamental

Presidenta Dilma Rousseff se reunió con Graziano da Silva.

Brasil: la lucha contra el hambre es fundamental

“Es fundamental acabar con el hambre” afirmó la Presidenta Rousseff.

19 de marzo, Santiago de Chile – La Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, discutieron estrategias de lucha contra el hambre y la pobreza, incluyendo las pioneras “tecnologías sociales” impulsadas por Brasil, en una reunión en la Sede de la FAO en Roma.

“Es fundamental acabar con el hambre” afirmó la Presidenta Rousseff, destacando tres aspectos esenciales del programa brasilero de lucha contra el hambre.

Hacer un mapeo preciso del hambre es fundamental para que los ejecutores de políticas sepan quienes son “los pobres y hambrientos invisibles” dijo la Presidenta. Otro aspecto crucial son los programas de transferencias condicionadas de ingresos –ya sean basados en tarjetas de efectivo, vales u otros instrumentos– asegurándose que el dinero llegue a los beneficiarios directamente, sin pasar por intermediarios.

Un tercer requisito esencial es que las mujeres sean las destinatarias de estas transferencias, acordaron la Presidenta Rousseff y Graziano da Silva.

La alimentación escolar

Analizando otras iniciativas brasileñas, la Presidenta Rousseff mencionó el Programa de Compra de Alimentos de su país, el cual compra la producción agrícola de la agricultura familiar y los entrega a los sectores vulnerables, como los niños y jóvenes, a través de los programas de alimentación escolar. Este programa es uno de los pilares de la estrategia Hambre Cero de Brasil.

Brasil, junto con la FAO y el Programa Mundial de Alimentos, está apoyando con financiamiento y experiencia técnica a cinco países africanos para que repliquen el programa, y también lo ha exportado a otros países de América Latina.

Graziano da Silva señaló que las iniciativas de tecnología social de Brasil bien podrían servir como modelo para otros países en su lucha contra el hambre. El Director General señaló que Brasil y la FAO podrían trabajar juntos para ayudar a introducir estas técnicas en otras partes.

Objetivos del Milenio

Acabar con el hambre y la pobreza es un primer paso esencial para lograr los otros Objetivos de Desarrollo del Milenio, tales como la universalización de la educación primaria y la sustentabilidad medioambiental, enfatizó Graziano da Silva. Además, destacó la importancia de sumar al sector privado y a la sociedad civil a este propósito para garantizar el éxito.

Graziano da Silva elogió la decisión de Brasil de eliminar impuestos a una serie de alimentos esenciales, señalando que es “una buena idea que beneficiará a las familias pobres”.

El Director General de la FAO y la Presidenta de Brasil también discutieron posibles acciones de cooperación para combatir la deforestación

Con respecto a la importancia de contar con mapas precisos del hambre, Graziano da Silva destacó el proyecto impulsado por la FAO denominado “Voces del hambre”, el cual ofrece una forma nueva, más rápido y precisa de medir el hambre y la inseguridad alimentaria en el mundo, el cual será probado en forma de piloto en una serie de países.

La Presidenta Dilma Rousseff estuvo acompañada por el Ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, el Ministro Jefe de la Secretaria General de la Presidencia, Gilberto Carvalho, el Ministro de Educación Aloizio Mercadante y Ministra Jefa de la Secretaria de Comunicación Social Helena Chagas.