español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

La sistematización al servicio de la lucha contra el hambre

Plataforma de Experiencias en Políticas Públicas para FAO en América Latina y El Caribe

La sistematización al servicio de la lucha contra el hambre

Plataforma de Experiencias en Políticas Públicas para FAO en América Latina y El Caribe

Los números dicen que América Latina y el Caribe avanzan sostenidamente hacia derrotar el hambre. Pero esto no es un camino fácil, y el éxito no está garantizado. "Estamos en una etapa crucial" dice Luis Lobo, Oficial Técnico del Programa España- FAO, "una etapa en la que debemos acelerar el paso porque vemos que la meta es alcanzable", destaca.

Parte de los esfuerzos para cumplir con una América Latina y Caribe sin hambre el 2025 es mejorar sustantivamente la manera en que intercambiamos aprendizajes y comunicamos los avances. Esta convicción ha dado origen a nueva plataforma de sistematización de experiencias que FAO presenta a la comuniudad regional, y cuyo objetivo es apoyar el fortalecimiento del trabajo de la Cooperación Internacional en el continente, por medio de la identificación, procesamiento y visibilización de la información (conocimiento) con una visión territorial.

Caroline Stevens, responsable de la plataforma, explica que esta metodología basa su trabajo en la articulación de los diferentes actores, donde las contrapartes (gobiernos) representan el factor más importante, ya que no sólo son los responsables de las políticas y procesos que se presentan, sino además son actores fundamentales del relevamiento y validación de la información que se pone en valor social. "Se trata fundamentalmente de identificar experiencias desarrolladas por los gobiernos en el proceso de implementación de una política pública, proceso que es acompañado por FAO en su labor de asistencia técnica a los países", enfatza la profesional.

Con esta metodología se busca contribuir a fortalecer el posicionamiento de la lucha contra el hambre en la agenda política de los países; fomentar el desarrollo de procesos de Cooperación Sur-Sur; y visibilizar el trabajo que los gobiernos realizan en los territorios con el apoyo de FAO, "que ha sido arduo y de gran impacto", destaca Luis Lobo.

Visibilización del valor creado

Para la etapa de la visibilización de las experiencias se ha diseñado una plataforma virtual, actualmente en marcha blanca, que permite mostrar en línea la información y su ubicación en el territorio. Esta plataforma cuenta con recursos asociados para facilitar la visibilización de la información:

· Todas las experiencias están georrefenciadas y es posible ver una o un conjunto de ellas asociadas a un territorio a través de un mapa.

· Todas las experiencias se encuentran en formato descargable (PDF).

· Todas las experiencias cuentan un con apartado denominado "información de contacto" a través del cual es posible acceder al correo electrónico y/o número telefónico de las contrapartes, equipo técnico de FAO y, en algunos casos, participantes.

· La mayoría de las experiencias cuentan con materia audiovisual y fotográfico de apoyo en línea.

Uno de los elementos diferenciadores fundamentales de la presente metodología es que las experiencias representan un valor para las políticas públicas SAN de los países. En este sentido para que una experiencia pueda verse reflejada en la plataforma debe cumplir (mayoritariamente) con los siguientes criterios:

· Que se haya identificado y dado seguimiento en el proceso de monitoreo del programa o política pública.

· Que haya tenido un impacto medible en la soberanía y seguridad alimentaria en el territorio o en el programa público al cual se articula la experiencia.

· Que tenga o haya supuesto una innovación en la forma de implementar las políticas públicas en el nivel territorial y/o regional.

· Que haya impulsado un mejoramiento en la eficiencia o eficacia de las políticas públicas en el nivel territorial y/o regional.

· Qué haya propiciado la generación e implementación de nuevos instrumentos, procesos, contenidos y elementos que otorgan dinamismo a las políticas públicas en el territorio.

· Qué haya aportado a la construcción, modificación, reformulación de espacios institucionales o alianzas en el nivel local, regional y/o nacional.

· Que hayan supuesto la generación de nuevas capacidades para los actores locales para enfrentar el desarrollo sostenible, alineados a las políticas públicas del gobierno.

Luis Lobo, del Programa España FAO, indica que este esfuerzo, adelantado en la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe (FAORLC), es uno más de los que la Alianza FAO - Cooperación Española continúa haciendo en su constante apoyo a la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre. "Debemos sentirnos optimistas sobre cómo estamos avanzando, pero también enfrentar la responsabilidad de que es necesario sostener en el tiempo esta tarea. Para eso debemos ser flexibles y estar constantemente innovando en la forma en que hacemos socialmente relevante el trabajo diario, siguiendo la orientación básica de nuestro director regional, Sr. Raúl Benítez, de fortalecer el alineamiento de todos los esfuerzos para la lucha contra el hambre", concluye.