españolportuguês
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

FAO señala buenas perspectivas para la seguridad alimentaria en América Latina y el Caribe

En toda la región se puede observar un renovado compromiso político con la erradicación del hambre.

FAO señala buenas perspectivas para la seguridad alimentaria en América Latina y el Caribe

21 de agosto de 2013, Santiago de Chile- El primer semestre del 2013 comenzó con perspectivas positivas para América Latina y el Caribe en lo que se refiere a la seguridad alimentaria, señaló hoy la FAO.

Estado de las dimensiones de la seguridad alimentaria

Acceso a los alimentos: los precios de los alimentos se han mantenido estables en la mayor parte de los países de la región y las economías han mostrado indicios de una lenta recuperación, impactando positivamente la dimensión de acceso.

Producción y disponibilidad de alimentos: la región también mantiene perspectivas favorables en esta materia, acompañadas por una clara y sostenida recuperación en la producción mundial de cereales.

Estabilidad: los precios de los alimentos han reducido su ritmo de crecimiento, aportando de forma importante a esta dimensión de la seguridad alimentaria. Pese a esto, fenómenos climáticos sí han afectado la seguridad alimentaria y nutricional, como la sequía en Bolivia y las inundaciones en Haití.

Utilización: se destaca el hecho de que muchos de los países de la región han comenzado o mantenido políticas de sanidad e inocuidad y que se encuentran fomentando estilos de vida saludable.

Según el Boletín Trimestral de la Seguridad Alimentaria de la FAO, los países de América Latina y el Caribe comenzaron a recuperarse económicamente, luego del retroceso de los años 2011 y 2012, con positivos impactos en los niveles de pobreza y de seguridad alimentaria.

En junio de este año, la FAO señaló que ALC es la región de mayores avances a nivel mundial en el combate al hambre: 12 países de América Latina y el Caribe lograron el ODM 1 relativo a la subnutrición, reduciendo a la mitad el porcentaje de personas que padecen este flagelo.

Adicionalmente, en toda la región se puede observar un renovado compromiso político con la erradicación del hambre, con ejemplos concretos en países como México (que lanzó su Cruzada Contra el Hambre), en los órganos legislativos como el Parlamento Latinoamericano (PARLATINO), y también en los organismos de integración regional como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC.

En julio, la I Reunión de Ministros, Ministras y Autoridades de Desarrollo Social y Erradicación del Hambre y la Pobreza de la CELAC elaboró un proyecto de plan de acción de políticas públicas en materia social, que incluye el fortalecimiento de la seguridad alimentaria y nutricional en todas su dimensiones, un importante compromiso de los países de la región para erradicar el hambre.