español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

FAO: la agricultura familiar produce más del 70% de los alimentos de Centroamérica

Es el sector donde reside el mayor potencial para incrementar la productividad y dinamizar el sector agrícola, contribuyendo a una mayor estabilidad de los precios y del abastecimiento alimentario.

FAO: la agricultura familiar produce más del 70% de los alimentos de Centroamérica

Sin embargo, en América Central la mayoría de los hogares que producen granos básicos vive en pobreza y seis de cada diez de estos hogares rurales sufren inseguridad alimentaria.

Santiago de Chile, 17 de diciembre, 2012 – La agricultura familiar produce más del 70% de los alimentos de Centroamérica, a pesar de que sufre de baja productividad, señaló hoy la Oficina Regional de la FAO.

Según el Boletín de Agricultura Familiar de la FAO (octubre-diciembre 2012), los agricultores familiares en Centroamérica representan entre el 80 y el 90% de los productores de maíz y frijol.

“Sin embargo, en América Central la mayoría de los hogares que producen granos básicos vive en pobreza y seis de cada diez de estos hogares rurales sufren inseguridad alimentaria”, explicó Deep Ford, Representante Sub-regional de la FAO para América Central.

Según Ford, es en la agricultura familiar donde reside el mayor potencial para incrementar la productividad y dinamizar el sector agrícola de América Central, contribuyendo a una mayor estabilidad del abastecimiento y de los precios de los alimentos.

Por ello se trata de un sector clave para avanzar hacia la erradicación del hambre, no sólo debido a que produce una gran cantidad de alimentos para el consumo interno, sino porque muchos de los agricultores familiares son públicos vulnerables.

“La agricultura familiar debe recibir mayor apoyo de los gobiernos de la región: no podemos tolerar que quienes producen con sus propias manos la comida que nos alimenta, sufran a su vez hambre o pobreza,” explicó el Representante Regional de la FAO, Raúl Benítez.

Desnutrición afecta al 15 % de la población

El Boletín señala que la incidencia de la pobreza en Centroamérica alcanza el 51% de la población, significativamente mayor a la de América Latina y el Caribe en su conjunto (33%). El problema es aún mayor en las áreas rurales, donde se estima que dos de cada tres personas viven en condición de pobreza.

“La desnutrición afecta al 15 % de la población, muy por encima de la media de América Latina y el Caribe, de solo 8%”, señaló Ford. Según la FAO, los índices de desnutrición infantil también son superiores a la media del continente, con la situación más seria en Guatemala, donde la mitad de los menores de 5 años presentan desnutrición crónica.

Baja productividad es el principal desafío

El Boletín de Agricultura Familiar señala que la baja productividad de la agricultura familiar es su desafío principal. “Por ello la FAO está apoyando la intensificación sostenible de la producción agrícola, mejorando el acceso y uso de semillas de buena calidad producidas localmente,” señaló Ford, pero destacó que las causas de la baja productividad son múltiples e interrelacionadas.

Estas incluyen la alta concentración de la tenencia de la tierra, sistemas tradicionales de producción de bajo nivel tecnológico y elevados índices de analfabetismo y de inseguridad alimentaria y desnutrición, que se traducen en baja productividad laboral.

Otro factor determinante es la degradación de la base de recursos naturales sobre los cuales descansa la producción agrícola, lo que incrementa el nivel de vulnerabilidad de los hogares rurales a los efectos del clima. Además, poseen una débil infraestructura y poco acceso a mercados, sufren de poca atención institucional, poca inversión pública, y un financiamiento rural reducido.

Agricultura familiar: la principal vía para mejorar los medios de vidas rurales

Según la FAO, el desarrollo de la agricultura familiar es la principal vía para mejorar los medios de vidas rurales en Centroamérica. “Apoyar el desarrollo de la agricultura familiar es luchar contra el hambre y la pobreza”, señaló al respecto Deep Ford.

Varios países en la subregión han revalorado el papel de la agricultura familiar en la seguridad alimentaria y nutricional y en la economía rural, diseñando políticas, programas y proyectos diferenciados para apoyar al sub-sector, como El Salvador, Costa Rica, Guatemala y Nicaragua.

La FAO, a través de la oficina de América Central en Panamá, está apoyando los esfuerzos de los Gobiernos para desarrollar el sector, fortaleciendo las capacidades de los servicios de extensión y de generación de tecnología productiva.

La FAO también apoya el fortalecimiento de la capacidad técnica de las unidades de desarrollo pecuario, la formación y consolidación de grupos, el potenciamiento de las capacidades productivas, administrativas, gerenciales y comerciales y la integración sostenible de los pequeños productores a las cadenas de valor.