español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Expertos de Centroamérica y el Caribe acuerdan estrategias para frenar degradación de las tierras

Las diferentes iniciativas se dieron a conocer en el Taller de lanzamiento de la Alianza Mundial del Suelo, que busca establecer políticas de manejo sostenible de ese recurso básico para la seguridad alimentaria.

Expertos de Centroamérica y el Caribe acuerdan estrategias para frenar degradación de las tierras

Las diferentes iniciativas se dieron a conocer en el Taller de lanzamiento de la Alianza Mundial del Suelo, que busca establecer políticas de manejo sostenible de ese recurso básico para la seguridad alimentaria.

La Habana, 30 de septiembre. "El manejo sostenible del suelo requiere cambios más profundos en la manera de hacer la agricultura y lleva a la eliminación de un implemento que casi llegó a ser un bien cultural: el arado", expresó el Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Cuba, Theodor Friedrich, en la inauguración del Taller de lanzamiento de la Alianza Mundial por el Suelo (AMS) para Centroamérica y el Caribe, que busca estimular políticas conjuntas para frenar la degradación de las tierras.

En su intervención inicial, el Sr. Friedrich explicó que esta Alianza nació en la FAO en el año 2011, ante la evidencia de que se necesitan terrenos productivos para asegurar la alimentación de futuras poblaciones, lo cual debe servir de impulso al concepto de agricultura intensiva sostenible, "que no se logra solo con la reducción de los agroquímicos", sino propiciando que el impacto sobre el suelo sea inferior a su capacidad natural de recuperación.

"¿Cuál es nuestra respuesta frente al avance silencioso de la degradación? Muy lenta y no la que se necesita", expresó posteriormente a la audiencia, Ronald Vargas, Oficial de Suelos y Manejo de tierras de la División de Tierras y Aguas de FAO-Roma, al mostrar imágenes de cultivos en pendientes expuestos a la lluvia y el viento, para luego advertir que el propósito de la AMS es mejorar la gobernanza de este recurso que constituye el mayor depósito de carbón orgánico y sostiene la actividad biológica, ante la falta de propuestas de concientización sobre su importancia a todos los niveles.

En representación de los más de 25 expertos y personalidades del área centroamericana y caribeña participantes del Taller, la Sra. Tania López, viceministra de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, manifestó su inquietud por la pérdida de las mejores tierras a causa del crecimiento urbano, las cuales quedan inutilizadas para la producción de alimentos.

Al respecto, Aracely Castro, del Centro Internacional de Agricultura Tropical de Colombia, recordó que la región latinoamericana muestra alrededor de un 75 por ciento de degradación de los suelos, lo cual implica que urge crear y fortalecer sistemas de información confiables de cara a la toma de decisiones, compilar las prácticas exitosas, involucrar a las instituciones locales, establecer alianzas con Organizaciones no gubernamentales y empresas con responsabilidad ambiental y mejorar el acceso de productores de pequeña escala a los servicios agropecuarios.

Luis Suárez, de FAO Honduras, insistió en que el manejo sostenible debe realizase de acuerdo con la tipología de cada suelo, sin olvidar que los terrenos en la región están expuestos constantemente a eventos meteorológicos extremos, como huracanes, sequías, inundaciones, deslizamientos y avalanchas, e impulsando una innovación tecnológica participativa, que implique la formación de capacidades técnicas teniendo en cuenta escenarios concretos. "Hay que trabajar con la cabeza, las manos y con el corazón", dijo.

Durante los cuatro días en que sesionará el taller, a cuya inauguración asistió el Viceministro Primero del Ministerio de la Agricultura de Cuba, Julio Andrés García, se conocerán detalles del estado actual del recurso suelo en todos los países de la región y las áreas prioritarias que requieran el apoyo de la FAO; además se hará una visita de campo a polígonos demostrativos que monitorea el Instituto de Suelos de Cuba, antes de establecer oficialmente, el 3 de septiembre, la Alianza Regional.