españolportuguês
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Declaración de Santiago de la CELAC reconoce la necesidad de superar el hambre y la pobreza

Países de la CELAC destacaron la necesidad de superar el hambre mediante la inclusión productiva de los pequeños agricultores familiares, el comercio internacional y el acceso a servicios públicos de salud y educación, entre otros.

Declaración de Santiago de la CELAC reconoce la necesidad de superar el hambre y la pobreza

© All rights reserved by CumbreCelacUE2013
Países de la CELAC destacaron la necesidad de superar el hambre mediante la inclusión productiva de los pequeños agricultores familiares, el comercio internacional y el acceso a servicios públicos de salud y educación, entre otros.

Santiago de Chile, 31 de enero de 2013 - Las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños se comprometieron a promover la seguridad alimentaria y nutricional de sus poblaciones en la Declaración de Santiago de la I Cumbre de la CELAC.

En la declaración, los países señalaron que, "reconocemos que la causa principal del hambre es la pobreza y que, para superarla, es necesario coordinar acciones relacionadas con la inclusión productiva de los pequeños agricultores familiares, el comercio internacional y el acceso a servicios públicos de salud y educación, entre otros, a través del continuo apoyo de diferentes organismos, mecanismos y agencias regionales."

Los países miembros de CELAC resaltaron el reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el cual afirma que los países de América Latina y el Caribe fueron los que más avanzaron en políticas de seguridad alimentaria y nutricional, aunque todavía 49 millones de personas sufran hambre en la región.

La declaración también destacó, "con satisfacción las propuestas de cooperación de FAO y CELAC", para superar el problema del hambre, señalando que "Reiteramos nuestro compromiso de fortalecer los procesos de integración en el ámbito alimentario y conjugar esfuerzos en apoyo de la iniciativa "América Latina y Caribe Sin Hambre 2025".

Durante su participación en la Cumbre CELAC, el Director General de la FAO señaló que, "América Latina y el Caribe y fue la primera región en asumir el reto de erradicar el hambre y no sólo disminuirla, al lanzar la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre en 2005", agregó.

La Declaración de Santiago reconoce este compromiso, señalando que "reiteramos nuestro compromiso para erradicar el hambre y la pobreza en la región y, en ese sentido, ratificamos la Declaración de la I Reunión de Ministros de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Social y Erradicación del Hambre y la Pobreza adoptada en el marco de la CALC (marzo de 2011) y los Comunicados Especiales sobre Seguridad Alimentaria y Nutricional y contra la Especulación Financiera y la Excesiva Volatilidad de Precios de los Alimentos, realizados en el marco de la Cumbre Fundacional de CELAC, celebrada en Caracas, en diciembre de 2011."

Desafío Hambre Cero de Naciones Unidas

La Declaración de Santiago también expresa su apoyo, al "Desafío Mundial Cero Hambre, propuesto en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sustentable (Río+20) que reconoce la alimentación adecuada como un derecho humano.

El año pasado, Antigua y Barbuda se unió al Desafío Hambre Cero, cuyo plan de acción fue discutido durante la CELAC por el Director General de la FAO y el Primer Ministro de Antigua y Barbuda, Baldwin Spencer. "Antigua y Barbuda ha decidido decirle 'no' al hambre, y tanto la FAO como la comunidad internacional están dando su total apoyo a esta iniciativa. Es una meta completamente alcanzable en el corto plazo, especialmente si se involucra a la sociedad completa en el proceso", dijo Graziano.

Preocupación por barreras al comercio

Los jefes y jefas de Estado también expresaron su "preocupación por la creciente proliferación de barreras que distorsionan el comercio, entre ellas las sanitarias y fitosanitarias, sin justificación científica, que erosionan el acceso a los mercados, especialmente los de exportaciones de países en desarrollo y en particular de los pequeños productores".

Los países instaron al pleno cumplimiento de los acuerdos de la OMC en esta materia, en particular en lo referente a aquellas barreras técnicas que obstruyen la innovación tecnológica de la producción agropecuaria, con su consiguiente impacto en la seguridad alimentaria.