español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

América Latina y el Caribe se prepara para el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014

Representante de 23 países, la sociedad civil y el sector académico se reunieron con la FAO para fijar las líneas principales del Año Internacional de la Agricultura Familiar.

América Latina y el Caribe se prepara para el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014

La agricultura familiar ha demostrado ser una de las principales actividades generadores de nuevas fuentes de trabajo.

31 de octubre de 2013, Santiago de Chile – Para fijar los principales ejes regionales que deben ser abordados durante el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014, representantes de gobierno de 23 países, organizaciones de agricultores familiares y organismos internacionales se reunieron hoy en la CEPAL durante el primer diálogo regional sobre agricultura familiar.

“Durante años, la agricultura familiar fue abandonada por los gobiernos: hoy se reconoce que es la actividad económica con mayor potencial para aumentar la oferta de alimentos y mejorar las condiciones de vida de las poblaciones más vulnerable de las zonas rurales”, explicó Raúl Benítez, Representante Regional de la FAO, durante la inauguración.

El Representante Regional señaló que la agricultura familiar es un pilar de la seguridad alimentaria, un sector clave y un aliado estratégico para lograr la erradicación del hambre y la malnutrición en todos los países de la región.

El diálogo regional es el primero de una serie de encuentros que se llevarán a cabo en todo el mundo, organizados por la FAO, el Foro Rural Mundial, la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), y la Organización Mundial de Agricultores (OMA), y busca identificar los retos y oportunidades que enfrenta el sector, así como las mejores políticas para potenciar su desarrollo.

Los resultados de estos diálogos regionales se abordaran en el Diálogo Global del Año Internacional de la Agricultura Familiar, -que se celebrará en Roma en 2014.

“La agricultura familiar no es sinónimo de pobreza. Produce hasta el 70% de los alimentos que componen la canasta básica de los países de la región, por lo que es parte de la solución a la pobreza rural”, señaló Álvaro Ramos, coordinador del Programa FIDA Mercosur.

Liberar el potencial de la agricultura familiar

Alessandra Luna, representante de las organizaciones de base del Foro Rural Mundial, señaló que a pesar de su importancia la agricultura familiar aún sufre relativa invisibilidad y ausencia de políticas públicas que sepan lidiar con los problemas que enfrenta, como la concentración de tierras, el desplazamiento de familias en el campo, la baja productividad y el escaso financiamiento.

“Lo importante es utilizar el Año Internacional para que los gobiernos adquieran compromisos concretos con el sector en términos de políticas y apoyos, ya que la agricultura puede hacer una gran contribución a la seguridad y soberanía alimentaria”, señaló Luna.

Según los participantes, se requiere una nueva generación de políticas para el sector en temas tan variados como la tenencia de la tierra a través de mecanismos asociativos; la formación de instrumentos jurídicos para fomentar compras públicas de los productos de la agricultura familiar; el fortalecimiento de políticas de seguridad social en el campo y de políticas de género; el fomento de las asociaciones y cooperativas; y el desarrollo de infraestructura, entre otros.

“La agricultura familiar ha demostrado ser una de las principales actividades generadores de nuevas fuentes de trabajo, y responde hoy por la mayor parte del empleo agrícola y rural. Si consideramos el aporte que hace en términos de producción alimentaria, se vuelve claro que la agricultura familiar es un actor clave en la seguridad alimentaria regional y mundial,” explicó Raúl Benítez.

Fotografías
Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014

¿Por qué Naciones Unidas decidió celebrar la agricultura familiar durante el 2014?

El Año Internacional busca elevar la visibilidad de la agricultura familiar para centrar la atención mundial sobre su importante papel en la mitigación del hambre y la pobreza, la seguridad alimentaria y la nutrición, para mejorar los medios de vida, la gestión de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y lograr el desarrollo sostenible, en particular en zonas rurales. Su meta es reposicionar la agricultura familiar en el centro de las políticas agrícolas, ambientales y sociales.

¿Cuál es el aporte de la agricultura familiar a la seguridad alimentaria?

La agricultura familiar y a pequeña escala están ligadas de manera indisociable a la seguridad alimentaria mundial. Rescata los alimentos tradicionales, contribuyendo a una dieta equilibrada, a la protección de la biodiversidad agrícola del mundo y al uso sostenible de los recursos naturales. La agricultura familiar representa una oportunidad para dinamizar las economías locales, especialmente cuando se combina con políticas específicas destinadas a la protección social y al bienestar de las comunidades.

Contacto
Herramientas