español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Granos Nutritivos: De los Andes para el Mundo

La quinua, kiwicha y kañihua son los grandes protagonistas de Mistura 2012, la Feria Gastronómica Internacional más importante del Perú

Granos Nutritivos: De los Andes para el Mundo

En el stand del proyecto Semillas Andinas: Representante del INIA y agricultores/as de Puno, Ayacucho y Huánuco exponen sobre sus productos al Viceministro de Agricultura, Juan Rheineck, y al Representante de la FAO en el Perú, John Preissing.

La V Feria Gastronómica Internacional de Lima, Mistura 2012, fue inaugurada recientemente por la Primera Dama del Perú, Nadine Heredia, Embajadora Especial de la FAO para el Año Internacional de la Quinua 2013. Este año, la fiesta gastronómica más importante del Perú, estuvo dedicada al grano andino, particularmente la quinua, kiwicha, y kañihua.

Como parte del Gran Mercado de la Feria se encuentra la exhibición "Vitrina de los granos andinos", organizado por el Ministerio del Ambiente de dicho país conjuntamente con otras instituciones socias, entre ellas la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

Esta muestra tiene como objetivo revalorar los granos andinos como patrimonio nacional y mundial, así como destacar su aporte a la seguridad alimentaria, y a la lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo. Es también un reconocimiento a los agricultores andinos, como custodios de la preservación de los diferentes tipos de granos andinos y su cultivo sostenible.

La historia de cada uno de estos granos está acompañada de una exposición de imágenes y réplicas de estos productos, así como de una sección interactiva en la que los amantes de la cocina podrán colocar su receta preferida hecha a base de estos granos andinos.

Asimismo, Mistura representa una oportunidad para muchos productores para comercializar por primera vez sus productos en la capital. Ése es el caso de los representantes de la Comunidad Campesina de Puno Chaupi Sahucasi y de la Asociación de Productores Agropecuarios de la Microcuenca San José, Azángaro, APACHSA, quienes participan en el Proyecto SIPAM, y han traído cerca de 150 variedades de quinua, de diferentes colores, tonalidades y tamaños.

"Hemos recibido capacitación técnica del Proyecto Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial, SIPAM, y actualmente comercializamos harina de quinua y kañihua, que son los productos de mayor demanda", comenta Martín Quispe Layme, Presidente de APACHSA, "Con la harina se elaboran galletas, fideos nutritivos, refrescos, desayunos para los niños, etc."

"Además, a través del proyecto hemos aprendido a revalorar el cultivo de las diferentes variedades de quinua que presentan distintas tonalidades, que van desde la blanca-perlada, hasta roja-violácea, y negra" agrega Eloy Quispe Jove, Presidente de la Comunidad Chaupi Sahuasi.

Es así como los productores, que hasta hace poco producían sólo para el autoconsumo, han sido orientados a través de estos proyectos para la formación de cadenas productivas, asociaciones de productores y transformadores, entre otros. Actualmente en el caso de la Asociación APACHSA, el 80% de su producción se destina para la comercialización, y sólo un 20% sirve para autoconsumo.

Similar es el caso de los productores del Proyecto Semillas Andinas, implementado por el Ministerio de Agricultura a través del Instituto Nacional de Innovación Agraria y que forma parte del Programa de Cooperación España-FAO. Dicho proyecto está facilitando a pequeños agricultores, organizados en asociaciones comunales, el uso de semillas certificadas y de calidad para las variedades nativas de papa, maíz y quinua, con el objetivo de preservar el patrimonio genético de estos cultivos ancestrales.

Es así como el proyecto vincula al productor de semillas con el productor comercial asegurando el mercado. "El proyecto, además de proporcionarnos asesoría técnica, nos está ayudando a posicionar nuestros productos con un enfoque de calidad y seguridad alimentaria" señala José Barrientos, Tesorero de la Asociación de Productores Agropecuarios "Inmaculada Concepción de Sanya", Región Ayacucho, "Mistura es una gran oportunidad para conectarnos con los mercados locales, nacionales, y hasta internacionales."

Sobre los proyectos de la FAO presentes en Mistura

El proyecto Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial, SIPAM, cuyo ámbito de acción está ubicado en el Valle de Vilcanota, Corredor Cusco y Lago Titicaca en Puno, está orientado a la conservación de la agro biodiversidad y preservación de prácticas y tecnologías ancestrales, como patrimonio de la seguridad alimentaria, frente a amenazas latentes como el cambio climático y la crisis del agua, así como la desnutrición crónica.

El proyecto Semillas Andinas, se implementa en las Regiones de Ayacucho, Huánuco y Puno, y busca la participación de 2400 familias campesinas, miembros de organizaciones comunales, que participan en el proyecto de Semillas Andinas, cuyo objetivo es fomentar el uso de semillas de calidad en sistemas de agricultura familiar y conservar el patrimonio genético de las semillas de papa, maíz y quinua.

Sobre el Año Internacional de la Quinua

Es así como Mistura, en anticipo al 2013, nominado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Año Internacional de la Quinua, destacó la importancia de la quinua particularmente como alimento del futuro, así como el rol que cumplen los agricultores andinos como custodios del llamado "grano de oro" y de su cultivo sostenible.

Por su parte, la Embajadora Especial de la FAO para el Año Internacional de la Quinua, Nadine Heredia, exhortó a los cocineros durante la inauguración, a promocionar productos autóctonos para crear una dieta andina que contribuya a combatir la desnutrición, revalorar lo nacional y mejorar los hábitos alimenticios de todos los peruanos.