español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Boletín de Agricultura Familiar de América Latina y el Caribe - Octubre - Diciembre 2013

En esta edición:

Editorial

Tito Díaz

El círculo virtuoso de la producción pecuaria familiar

El ganado, incluyendo vacunos, cerdos, aves, cabras, ovejas, cuyes, llamas y alpacas, ha sido tradicionalmente una fuente esencial de alimentos e ingresos para las familias rurales pobres. Sin embargo, la ausencia de políticas diferenciadas de apoyo a los pequeños productores pecuarios y su limitado acceso a los servicios de educación, asistencia técnica, crédito y mercados no han permitido que este sector exprese todo su potencial productivo y se convierta en una pieza clave de los programas de desarrollo rural y de lucha contra la pobreza y la inseguridad alimentaria en los países de la región. Por esta razón, la Comisión de Desarrollo Ganadero para América Latina y el Caribe (CODEGALAC) solicitó a la FAO la preparación de un Marco Orientador para el fortalecimiento de la producción pecuaria familiar en la región.

En un proceso participativo y en consulta con gobiernos, asociaciones de productores, gremios de la producción, expertos nacionales e internacionales, y revisando experiencias en varios países, se han establecido los lineamientos para el desarrollo de políticas públicas, programas e incentivos que contribuyan a cerrar las brechas de la producción pecuaria familiar, y a crear nuevas oportunidades para que los pequeños productores pecuarios organizados se conviertan en proveedores de alimentos de alta calidad para los mercados locales, nacionales y algunos mercados internacionales.

La estrategia para el fortalecimiento de la producción pecuaria familiar se fundamenta en 3 pilares: a) un marco de política pública con instrumentos e incentivos que garanticen el acceso de los pequeños productores pecuarios y de sus asociaciones a la información, la innovación tecnológica, el crédito y los mercados; b) un fuerte apoyo a la organización de los pequeños productores y productoras pecuarios en asociaciones, cooperativas, grupos locales, y otras formas de organización que faciliten mayores escalas de producción y su acceso a la asistencia técnica y los servicios de apoyo; y c) el desarrollo de alianzas público-privadas que favorezcan los encadenamientos productivos, el rescate de los productos locales y la agregación de valor, el mejoramiento de la calidad e inocuidad, el procesamiento, la comercialización y el reconocimiento de los valores sociales, culturales y ambientales en el precio de los productos.

Un elemento central para impulsar la producción pecuaria familiar en muchas zonas rurales y completar un círculo virtuoso es el fomento de las compras públicas de alimentos de origen animal (leche, carne, huevos) a los productores familiares y su vinculación a los programas de alimentación escolar y de educación nutricional. Estos programas no solamente disminuyen los niveles de intermediación sino que se convierten en una herramienta estratégica para la reducción de la pobreza y el combate a la desnutrición crónica infantil en regiones y comunidades vulnerables.

El círculo virtuoso de la producción pecuaria familiar se basa en el fomento de la innovación socio-productiva local y el acceso de los pequeños productores a los mercados, la educación nutricional y el mayor consumo de alimentos proteínicos de origen animal en niños menores de cinco años en las comunidades rurales y la inserción de los pequeños productores pecuarios como actores clave en los programas de desarrollo rural territorial, seguridad alimentaria y reducción de pobreza. La FAO seguirá apoyando a los países miembros en este noble propósito.

Tito Díaz
Oficial Principal de Desarrollo Pecuario para América Latina y el Caribe
Secretario de la Comisión de Desarrollo Ganadero (CODEGALAC)

Las denominaciones empleadas en este producto informativo y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), juicio alguno sobre la condición jurídica o nivel de desarrollo de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La mención de empresas o productos de fabricantes en particular, estén o no patentados, no implica que la FAO los apruebe o recomiende de preferencia a otros de naturaleza similar que no se mencionan.

Las opiniones expresadas en esta publicación son las de sus autores, y no reflejan necesariamente los puntos de vista de la FAO. Todos los derechos reservados. La FAO fomenta la reproducción y difusión del material contenido en este producto informativo. Su uso para fines no comerciales se autorizará de forma gratuita previa solicitud. La reproducción para la reventa u otros fines comerciales, incluidos fines educativos, podría estar sujeta a pago de tarifas. Las solicitudes de autorización para reproducir o difundir material de cuyos derechos de autor sea titular la FAO y toda consulta relativa a derechos y licencias deberán dirigirse por correo electrónico a: copyright@fao.org, o por escrito al Jefe de la Subdivisión de Políticas y Apoyo en materia de Publicaciones, Oficina de Intercambio de Conocimientos, Investigación y Extensión, FAO, Viale delle Terme di Caracalla, 00153 Roma (Italia).

©FAO, 2013