ENFERMEDADES DE LA QUINUA

Teresa Ames y Solveig Danielsen

1. Resumen

La quinua se cultiva en los Andes peruanos a grandes altitudes. Aún así, está expuesta a una serie de enfermedades que afectan principalmente la parte aérea de la planta, esto es follaje, tallo y panoja, en los que producen síntomas evidentes. Entre las enfermedades reportadas figuran el mildiu, causado por Peronospora farinosa; la mancha foliar, por Ascochyta hyalospora y manchas del tallo y las hojas, causadas por especies de Phoma. Si bien es importante reconocer las enfermedades por los síntomas que producen, es aún más importante conocer la resistencia varietal a las mismas y la variabilidad genética de los patógenos como medios para controlarlas

2. Introducción

La planta de quinua como cualquier otra especie vegetal está expuesta a una serie de enfermedades aún en aquellas zonas donde las condiciones ambientales son extremas en cuanto a temperatura y altitud, lo que generalmente ocurre en los Andes peruanos.

Muchos de los patógenos, sobre todo hongos y bacterias, tienen hábitos específicos en cuanto a la parte de la planta que afectan: hay patógenos radiculares, vasculares; aquellos que afectan tejido lignificado, o sea el tallo; los que afectan exclusivamente el follaje y, los que se especializan en la semilla. Esto se debe al tipo de enzimas que producen y que sólo son capaces de desintegrar un determinado tipo de tejido.

Un patógeno radicular es aquel que destruye la raíces, las desintegra o pudre. La planta se ve privada de sus órganos de absorción y por lo tanto se marchita. Generalmente, los patógenos radiculares son habitantes del suelo, tienen hábito saprofítico, esto es, que en ausencia de la planta hospedante pueden vivir a expensas de los rastrojos que quedan en el suelo después de la cosecha

Los patógenos vasculares ocluyen o desintegran los vasos conductores e impiden la libre circulación de solutos dentro de la planta. Su efecto es de marchitez o de un desarrollo pobre de la planta. Patógenos de este tipo en su mayoría también viven en el suelo.

Los patógenos que afectan el tallo producen lesiones o cancros, desintegrando el tejido por acción del patógeno. Los patógenos que afectan el tallo pueden ser de hábito superficial o profundo; en este último caso pueden alcanzar hasta la médula y causar el quebrado o doblado del tallo. La base del tallo o cuello también es susceptible a hongos y bacterias que viven en el suelo y que producen pudrición y muerte de las plantas.

Los patógenos de hábito foliar desintegran el tejido, destruyen la lámina media y la pared celular por medio de las enzimas y toxinas que producen. Las enfermedades foliares, en general, reducen el área fotosintética restándole eficiencia a la planta para el metabolismo. Cuando se reduce el área foliar, la respiración y la transpiración también se alteran.

Cualquier enfermedad que afecte a la semilla es de gran importancia porque incide en la producción. Generalmente, las semillas afectadas no llegan a llenar o se caen prematuramente. Pero lo más importante es que pueden perpetuar las enfermedades cuando se usa semilla contaminada para la siembra. Ciertas enfermedades se diseminan y perpetúan por este medio. Es necesario tener en cuenta este hecho antes de movilizar la semilla de un campo a otro o de una región a otra. Hay que tener presente que no todas las semillas en un campo o en una planta pueden estar afectadas, pero el hecho de que haya unos granos afectados y otros no, desvaloriza la calidad del producto. Entre los hongos que afectan los granos existen algunos que le dan mal sabor y otros que producen sustancias tóxicas para humanos y animales y pueden causar intoxicaciones graves.

En lo que se refiere a la quinua en particular todavía no se sabe mucho sobre sus enfermedades salvo algunas que han sido muy bien descritas(l,4,7,8 y 9) pero es necesario saber más, sobre todo, cómo influyen cada una de éstas en la producción; su comportamiento en relación con la altitud (está comprobado que la planta crece desde el nivel del mar hasta más de 4,000 metros de altitud); la resistencia a las distintas enfermedades de acuerdo a la variedad y a la edad de la planta; la interacción entre la resistencia y la altitud; y los factores ambientales que favorecen el desarrollo de algunas enfermedades.

En la etapa actual de investigación, es necesario establecer una metodología de trabajo que permita el estudio sistemático de las enfermedades siguiendo el procedimiento tradicional de:

  • Colección de material enfermo
  • Aislamiento de patógenos
  • Prueba de patogenicidad y descripción de los síntomas
  • Identificación del patógeno

Principales enfermedades de la quinua reportadas en el Perú

MILDIU

El mildiu es la enfermedad foliar más común de la quinua y de otras chenopodiaceas afines distribuidas en la zona andina (2. Es causada por Peronospora farinosa, un organismo que se disemina en el campo por medio de esporangios y se conserva de una campaña agrícola a la siguiente por medio de estructuras llamadas oosporas que invernan en el rastrojo que queda después de la cosecha. Las oosporas también pueden conservarse junto con la semilla (1).

La enfermedad se inicia con un ligero cambio de color en la cara superior de la hoja, en forma más o menos circular. La zona de inicio puede ser ligeramente clorótica, o en variedades rojas tomar un tinte encarnado. Igualmente, a medida que se desarrolla la enfermedad, la zona afectada puede ser clorótica o coloreada, plana o abolsonada según la variedad. En la cara inferior de una hoja afectada y en la zona donde está la lesión se observa claramente un sobrecrecimiento fungoso de color ligeramente plomizo, constituido por haces de espoprangioforos y esporangios. La enfermedad se extiende formando nuevas manchas o confluyendo unas con otras para formar zonas afectadas más amplias. Al final, todo el tejido afectado muere dejando en la hoja zonas de color pajizo de tejido necrosado que abarcan áreas irregulares y comprometen una buena parte del área foliar.

Las primeras hojas afectadas son generalmente las de la base de la planta, posiblemente porque es la parte donde se concentra la humedad por más tiempo. En variedades muy susceptibles, las hojas de cualquier parte de la planta pueden infectarse. No hay reportes de infección a la semilla pero sí menciones oosporas encontradas acompañando a la semilla.

Se presume que el enanismo es una faceta de la enfermedad que se da cuando la planta proviene de semilla infestada, porque se cree que el mildiu puede ser sistémico. En este caso, sería la semilla la que trasmite la enfermedad de una campaña agrícola a la siguiente.

Otras Enfermedades

Una enfermedad descrita como mancha foliar, causada por Ascochyta hyalospora (1,5) produce en las hojas manchas más o menos circulares de color pajizo en el centro y marrón en los bordes. En el centro de la mancha se observan puntitos negros, que son los picnidios del agente causal. Las hojas afectadas generalmente se caen, sobre todo las que se encuentran en la base de la planta, dejando parte del tallo defoliado. En los tallos, las manchas son alargadas y tienen las mismas características que en las hojas, o sea, borde marrón y centro pajizo donde se encuentran los picnidios del patógeno. También se han encontrado picnidios en las semillas.

Otra enfermedad descrita es la podredumbre marrón del tallo y la panoja causada por Phoma exigua var.foveata (3,8). Produce numerosas lesiones individuales y coalescentes que se caracterizan por su color marrón oscuro y bordes grisáceos, con los típicos picnidios en el centro de la mancha. Aparentemente, el patógeno reblandece el tejido porque las plantas afectadas tienden a doblarse. El tallo en las zonas afectadas presenta coloración negruzca.

Una enfermedad causada por una especie diferente de Phoma es la que se conoce como mancha ojival del tallo. Afecta tallo, hojas e inflorescencia, produciendo manchas con el centro grisáceo y el borde marrón oscuro. En el centro de la mancha es posible observar a simple vista numerosos picnidios en forma de puntitos. Aparentemente, es una enfermedad bastante severa porque puede causar la defoliación completa de la planta.

En viajes de prospección recientes se ha observado una enfermedad que afecta a la base del tallo a la altura del nivel del suelo y que consiste en tejido vidrioso de olor desagradable. Parece que esta enfermedad es bastante común durante la época lluviosa, lo que haría suponer que se trata de una bacteria.

3. Conclusiones

De todo lo observado se desprende que es necesario hacer un estudio integral de las enfermedades de la quinua Es necesario saber el efecto que tienen sobre el rendimiento y determinar la resistencia a las enfermedades más importantes así como el estado fenológico de la planta en la cual es más susceptible o en la que se inicia la enfermedad.

Sería también importante determinar las condiciones ecológicas que facilitan la presencia de las enfermedades, debido al interés que existe de sembrar quinua fuera de lo que hasta ahora suponíamos era su hábitat natural.

Bibliografía

ALANDIA,S., V.OTAZU, y B.SALAS.1979. Enfermedades. En: M.Tapia et al (eds.) Quinua y Cañihuas. Cultivos Andinos. Pgs 137-148. Netherlands Journal of Plant Pathology 92:97-lO6.

ARAGON, L AND GUTIERREZ,W.1992.Downy mildew on four Chenopodium species. Fitopatología 27: 104-109.

BOEREMA,G.H.,MATHUR,S.B.,NEEGAARD,P.1977.Ascochyta hyalospora (Cooke & Ell)comb.Nov. In: seeds of Chenopodium quinoa. Netherlands Journal of Plant Pathology 83:153-159.

BAZAN DE SEGURA.,C.l965. Enfermedades de Cultivos Tropicales y Subtropicales. Ed. Jurídica, Lima Pgs. l33-134.

FRINKING,H.D. and LINDERS,E.G.A.1986. A comparison of two pathosystems: downy mildew on Spinacea oleracea and on Chenopodium album.

GARCIA RADA, G.l947. Fitopatología Agrícola del Perú. EEA La Molina Lima p l87.

OTAZU, V., P.C.AGUILAR y A.CANAHUA.1976. Resistencia en quinua (Chenipodium quinoa) al mildiu (Peronospora effusa). Fitopatología 12:47-49.

OTAZU, V. y B.SALAS.1977.La podredumbre marrón del tallo de la quinua (Chenopodium quinoa) causada por Phoma exigua var.foveata. Fitopatología l2:54-58.

TABOADA, A.M. and L.MATTOS.1992.Ascochyta sp. On Chenopodium quinoa in Cajamarca, Perú. Fitopatología 27:64 (Abs.)

TEWARI, J.P. Y BOYETCHCO, S.M1990 Occurrence of Peronospora farinosa f.sp.chenopodii on quinoa in Canada. Canadian Plant Disease Survey 70:l27-l28.