CAPITULO IV


OTROS CULTIVOS

En esta sección se agrupan tres variedades de leguminosas y el amaranto, todas de gran potencial en alimentación y nutrición humana y animal. Son excelentes fuentes de lisina, lo que permite suplementar a la proteína de los cereales. El amaranto, además del grano, se utiliza como hortaliza de hoja, la que contiene carotenos.

LEGUMINOSAE

Nombre Científico: Phaseolus lunatus L.

Nombre Vulgar:       Frijol lima, chilipuca, frijolillo, iztagapa, piloy, frijol de monte, ixtapacal

Contenido de Nutrientes (por 100 g)

Fresco Seco

Agua (g) 57.4 12.0
Proteína (g) 10.1 20.7
Grasa (g) 0.1 1.2
Carbohidratos totales (g) 30.7 62.4
Fibra cruda (g) 2.1 4.9
Ceniza (g) 1.7 3.7
Calcio (mg) 40 113
Fósforo (mg) 124 330
Hierro (mg) 3.5 4.8
Actividad de vitamina A (ug) 235 trazas
Tiamina (mg) 0.27 0.34
Riboflavina (mg) 0.12 0.21
Niacina (mg) 1.66 2.2
Acido ascórbico (mg) 4 0
Valor energético (kcal) 161 336

Usos en Alimentación y Nutrición

Las semillas inmaduras y secas son los productos principales para el consumo; pero también se consumen las vainas inmaduras y las hojas. Las semillas inmaduras son suculentas, se cocinan fácilmente y son consumidas como verduras. Como todas las leguminosas son fuentes ricas en proteína, la cual contiene altos niveles de lisina, siendo, por consiguiente, un buen suplemento de los cereales. Una forma de consumo se describe en la receta que se presenta a continuación.

Crema de frijol lima

6 onzas de frijol lima bien cocido y desaguado en un litro de agua

1 cucharada de sal

1 tomate crudo picado

1 cabeza de cebolla pelada y picada

2 tazas de agua fría

6 dientes de ajo

2 tazas de agua caliente (puede ser 1 taza de agua y 1 de leche cocida)

1/16 de cucharadita de polvo de nuez moscada

1 ramita de tomillo

1 cucharada de manteca o aceite

Los frijoles lima se cuecen en el agua fría durante un cuarto de hora, se les cambia el agua y se siguen cocinando durante 2 horas, con los ajos; se retiran del fuego y se cuelan con su misma agua, poniéndoles la sal. En la manteca o aceite, se fríe el tomate y la cebolla, se agregan los frijoles colados, el agua caliente, la nuez moscada y el tomillo, y se deja hervir durante 10 minutos antes de servirla.

Distribución Geográfica

El frijol lima es autóctono de América tropical y todavía se encuentran variedades no domesticadas creciendo en forma salvaje en el área del Caribe, América Central y del Sur, particularmente en el área tropical. Asimismo, es importante en algunas regiones de Africa, en particular Liberia y Nigeria.

Se cultivan comúnmente para alimentación en las tierras cálidas, también se encuentran variedades siIvestres, en las ori1las de los caminos o como maleza en terrenos de desechos, siempre en altitudes entre los 1 000 hasta los 2 100 metros sobre el nivel del mar, en Guatemala, México, Belice, Honduras, El Salvador y Panamá, además, en América del Sur procedente probablemente de los trópicos de Europa, de donde es naturalizada. Este frijol se adapta muy bien en los trópicos bajos, lixiviados y suelos infértiles de regiones húmedas.

Descripción de la Planta

En las formas silvestres de esta especie las semillas son pequeñas y no comestibles, pero en las variedades mejoradas, muy cultivadas en algunas regiones, tienen semillas grandes más o menos aplanadas, blancas, jaspeadas o de color, y son empleadas para la alimentación después de su cocimiento (Fotografía 30).

Los granos contienen un glucósido, la phaseolunatina, que se desdobla bajo la influencia de una enzima en glucosa, ácido cianhídrico y acetona. Este compuesto más abundante en las variedades silvestres, las vuelve algunas veces venenosas. El agua de cocimiento no quita completamente el glucósido porque la porción disuelta conserva todas sus propiedades nocivas.

Una forma de semillas rojas, jaspeadas de negro, denominadas "petit pois" o chilipuca colorada, es cultivada y aprovechada para la alimentación. Las plantas son anuales, herbáceas, con tallos glabrados. En El Salvador se conoce como frijol iztagapa. El nombre de frijol mantequilla ha sido detectado en la costa atlántica de Honduras, evidentemente resultado de la influencia norteamericana y la traducción del nombre inglés "butter bean". Las plantas silvestres siempre tienen vainas pequeñas y semillas también de tamaño pequeño, las cuales no son comestibles. En Guatemala el frijol lima es también llamado ixtapacal y su cultivo está casi confinado a las faldas de los volcanes del Pacífico o en las planicies, y algunas veces en regiones más altas. Las plantas de cultivo muestran gran variación en forma, tamaño y color de las semillas, y aparentemente no se hace ningún esfuerzo para mantener las variedades separadas. El frijol seco se vende en los mercados, usualmente con todos los colores mezclados. Mientras que en Guatemala es común ver y consumir este frijol en las regiones donde se cultiva, éste es muy poco utilizado en otras regiones del país. Todos los frijoles lima plantados son de hábito indeterminado trepador, ya que los de tipo arbustivo o erecto de Estados Unidos son totalmente desconocidos, excepto por las plantaciones experimentales que existen. En años recientes, los fitomejoradores han desarrollado el frijol lima significativamente, y se pueden encontrar comercialmente variedades de maduración precoz, plantas de crecimiento vigoroso, resistentes a enfermedades e insectos y no-tóxicas.

Necesidades de Investigación

Es necesario hacer esfuerzos para elevar el prestigio de esta leguminosa para aprovechar su gran capacidad de crecer, desarrollar y producir granos inmaduros o secos. Además, sería de interés colectar y evaluar el germoplasma disponible, determinar el rango de condiciones ecológicas en las cuales mejor se adapta y produce, y desarrollar prácticas agrícolas adecuadas. También es importante desarrollar variedades de mejor calidad de grano, eliminar los factores tóxicos y no deseables, y mejorar los métodos de cocción para hacerlos más agradables al paladar.

Bibliografía

FLORES, M., FLORES, Z., GARCIA, B. y GULARTE, Y. 1960. Tabla de composición de alimentos de Centro América y Panamá. 4a ed. Guatemala, C.A., INCAP. (Publicación E-246).

KAY, D.E. 1979. Food legumes. (TPI Crop and Product Digest. London, England, Tropical Products Institute. N 3)

NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES. 1979. Tropical legumes; resources for the future. Washington, D.C., National Academy of Sciences.

SANCHEZ G., M.V. 1951. Sopa; crema de Piloyes. EN: Cocina al estilo de Guatemala. Tipografía Sánchez & De Guise. 45 p.

STANDLEY, P.C. and RECORD, S.J. 1936. The forests and flora of British Honduras. (Botanical Series. Chicago, USA, Chicago Field Museum of Natural History. 12(Publication # 350)).

STANDLEY, P.C. and STEYERMARK, J.A. 1946. Flora de Guatemala. (Fieldiana Botany. Chicago, USA, Chicago Natural History Museum. 24(Part 5):327-328).

STANDLEY. P.C. y CALDERON, S. 1941. Flora de El Salvador; lista preliminar de plantas de El Salvador. 2a ed. pp. 149-150.

 

 

LEGUMINOSAE

Nombre Científico: Phaseolus acutifolius

Nombre Vulgar:     Frijol tépari

Contenido de Nutrientes (por 100 g)

Agua (g) 8.7 - 9.7
Proteína (g) 22.8 - 23.7
Grasa (g) 1.1
Carbohidratos totales (g) 61.4 - 63.1
Fibra cruda (g) 3.7
Cenizas (g) 4.1 - 4.3
Valor energético (kcal) 378

Usos en Alimentación y Nutrición

Los frijoles tépari contienen cantidades similares de proteína a las de otras leguminosas. La calidad biológica de su proteína es superior a la del frijol común, especialmente la variedad blanca. Se ha indicado que el tépari tiene potencial como donador de genes para obtener mejores variedades de frijol desde el punto de vista culinario, nutricional y toxicológico.

Existen antecedentes de consumo de frijol tépari por las tribus indígenas del noroeste de México desde hace varios siglos. Se prepara como cualquier otra leguminosa de grano, remojándolas, cocinándolas y en algunos casos, horneándolas. Son usadas como base para sopas y cocidos. Su alto contenido de lisina las hace excelentes fuentes suplementarias a los cereales. Sin embargo, como en el caso de otras leguminosas, la proteína es deficiente en metionina. El frijol tépari induce flatulencia en forma más fuerte que otras leguminosas, y toma mucho más tiempo para suavizarse para su consumo.

Distribución Geográfica

El frijol tépari se comenzó a cultivar en México hace más de 500 años. Desde entonces, las variedades salvajes y las domesticadas se encuentran en muchos lugares de la América del Norte, principalmente al sur, y en México. Asimismo, se ha indicado que el área de origen está entre México y Guatemala.

Poblaciones silvestres de esta especie se encuentran en lugares desérticos, desde Arizona a Jalisco en la vertiente del Pacífico. La domesticación pudo hacerse en el oeste de México o en áreas vecinas; sin embargo, hay grandes diferencias en el tamaño de las semillas entre las poblaciones silvestres y las cultivadas para asumir que estas descienden de las primeras. Su cultivo está disminuyendo continuamente. Fue introducido a Africa Central como abono verde, pero por su adaptación a condiciones secas se lo usa como menestra.

Descripción de la Planta

Es una planta tolerante a la sequía, que vive en regiones áridas o semi-áridas, por lo que se le da el nombre de frijol del desierto. Es muy resistente a condiciones agronómicas adversas, tales como altas concentraciones de sal y sequía. La planta es anual, trepadora, de tallos delgados y pilosos, con hojas delgadas y lineales en los tipos silvestres, mientras que en los tipos cultivados son abovedadas. Las variedades trepadoras salvajes llegan a tener hasta 3 metros de altura. La semilla germina rápido. Las variedades domesticadas son medio-trepadoras o arbustivas que se sostienen erectas solas y, por consiguiente, pueden ser cultivadas en el campo o en los huertos. Los cultivares domesticados difieren en sabor, color de la semilla, principalmente blanco, café y negro. Las vainas son pequeñas y las semillas semejan a los frijoles en miniatura. Los tamaños varían entre 8.6 a 9.1 mm.

La inflorescencia es un racimo axilar con dos a cinco flores. La vaina recta o falcada, de 5 a 9 cm de largo por 1 cm de ancho, contiene hasta 7 semillas, pero generalmente 5. Las semillas aplanadas o reniformes, casi redondas, de 6 a 9 mm de largo y 3 a 6 mm de ancho, tienen la testa blanca, castaña o azul oscuro, uniforme o con manchas o puntos. El hilio es diminuto y circular (Fotogsfía 31).

En suelos secos el frijol tépari puede producir más que otras leguminosas de campo. A través del uso de fertilizantes y con irrigación moderada, algunos productores han logrado entre 1.1 a 2.2 T/ha. Las vainas jóvenes y las hojas también pueden proporcionar forraje para el ganado. El frijol tépari es resistente a plagas de insectos, microorganismos y otras enfermedades que afectan al frijol común.

Necesidades de Investigación

Debido a su resistencia a la sequía, el tépari podría ser introducido en las regiones áridas del mundo. Por esta razón y por el potencial que ofrece, sería conveniente recolectar el germoplasma disponible y evaluar el rango de variabilidad genética. Puede servir como fuente de genes útiles en los programas de fitomejoramiento de otros frijoles. Se requiere también más conocimiento sobre su valor nutritivo y utilización.

Bibliografía

GONZALEZ DE MEJIA, E., COTA, P.G., CELADA, E. y VALENCIA, M.R. 1988. Caracterización del potencial nutricional del frijol tépari (P. acutifolius) cultivado en México. (Arch. Latinoamer. Nutr. Guatemala, Sociedad Latinoamericana de Nutrición. 38:907-924).

KAY, D.E. 1979. Food legumes. (TPI Crop and Product Digest. London, England, Tropical Products Institute. N 3).

NABHAN. G.P., ed. 1983. The desert tepary as a food resource a journal symposium. (Desert Plants 5:3-64).

NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES. 1979. Tropical legumes; resources for the future. Washington, D.C.

 

 

LEGUMINOSAE

Nombre Científico: Phascolus coccineus (L)

Nombre Vulgar:       Cubá, ayote, chamborote, piloy tapaxcal, ixtapaxcal, chilipuca

Contenido de Nutrientes (por 100 g)

Seco Verde
Agua (g) 11.5 57.4
Proteína (g) 23.3 10.6
Grasa (g) 1.6 0.2
Carbohidratos totales (g) 59.6 30.0
Fibra cruda (g) 5.2 7.9
Ceniza (g) 4.0 1.8
Calcio (mg) 130 39
Fósforo (mg) 336 179
Hierro (mg) 10.6 2.7
Actividad de vitamina A (ug) 5 10
Tiamina (mg) 0.30 0.35
Riboflavina (mg) 0.11 0.09
Niacina (mg) 2.12 1.47
Acido ascórbico (ag) - trazas
Valor energético (kcal) 337 161

Usos en Alimentación y Nutrición

El frijol cubá o piloy, se consume tierno como verdura y seco como el frijol común. Debido a que es de mayor tamaño que el frijol común, toma más tiempo para suavizarlo para su consumo. Ya cocido puede utilizarse como ingrediente en ensaladas. A la fecha se está empezando a generar información básica acerca de la composición química y valor nutritivo del grano de piloy, con semillas de color negro, lila, veteado negro lila, veteado negro-blanco, marrón claro y marrón oscuro.

Se han encontrado resultados halagadores en cuanto a contenido de proteína, que comparados con el frijol común, son bastante similares. El tiempo de cocción es de 180 a 270 minutos, a presión atmosférica, y los porcentajes de cáscara se encuentran entre 9 a 12%.

Como se observa, existe mucha similitud en características físicas y químicas del P. coccineus con el P. vulgaris, su aceptabilidad es bastante adecuada en las regiones de Guatemala y en América Central, en donde consumen frijol. Su precio en el mercado es similar al del frijol común.

La digestibilidad de su proteína es superior a la del frijol común y es fuente rica en lisina suplementando eficientemente la proteína de los cereales.

Una receta indicando una forma de uso se describe a continuación:

Sopa de piloyes

6 onzas de piloyes muy bien cocidos y desaguados en un litro de agua

1 cucharada de sal

1 tomate crudo picado

1 cabeza de cebolla pelada y picada

2 tazas de agua fría

6 dientes de ajo

2 tazas de agua caliente (puede ser 1 taza de agua y 1 de leche cocida)

1 ramita de tomillo

1 cucharada de manteca o aceite

Los piloyes se cuecen en el agua fría durante un cuarto de hora, se les cambia el agua y se siguen cocinando durante 2 horas con los ajos. Se retiran del fuego y se cuelan con su misma agua, poniéndoles la sal. En la manteca o aceite se fríe el tomate y cebolla, se agregan los piloyes colados, el agua caliente, la nuez moscada y el tomillo, y se deja hervir durante 10 minutos antes de servirla.

Distribución Geográfica

El P. coccineus se encuentra en el centro y sur de México y en el nor-occidente de Guatemala, en donde se conoce como piloy. Se encuentra en forma silvestre en las montañas de los Cuchumatanes y algunas partes altas del Departamento de San Marcos; así también es en estas regiones en donde se ha domesticado y se lo encuentra asociado con maíz y chilacayote.

En Estados Unidos se puede encontrar esta variedad en el suroeste aunque únicamente lo consumen los indios que ahí moran, procedentes de México. En Costa Rica los cubaces son mucho más usados en alimentación, especialmente en la región de Santa María de Dota, en donde reemplazan al frijol negro casi en su totalidad. Es muy probable que se encuentre también en la zona andina de América del Sur.

Descripción de la Planta

Esta variedad pertenece a la familia Leguminosae, siendo herbácea, arbustiva o en forma de árboles, usualmente trepadores y frecuentemente con espinas. Las hojas son alternas y casi siempre compuestas, con estípulas; las flores se parecen a las del frijol común o las arvejas, pero algunas veces casi regulares; los pétalos son normalmente diferentes, uno de ellos, es más largo que los demás, los dos laterales más angostos, los dos de abajo más pequeños y frecuentemente unidos; los sépalos están más o menos unidos; el fruto en vaina parecido al frijol, pero modificado.

El P. coccineus es llamado chilipuca en El Salvador y cubá o cubaces en Costa Rica. En Guatemala es reportado como P. obvallatus Schlecht y es uno de los frijoles más comunes en las montañas de Guatemala, tanto en su fase tierna como seca, utilizándose en grandes cantidades como alimento. Estos tipos se parecen muchísimo al P. lunatus en su forma, tamaño y color, pero tienen una pequeña diferencia en sabor al cocinarlo. La planta es bastante diferente a la del P. lunatus, especialmente en que las flores son de color escarlata, muy lindas y vistosas. Aparentemente las guías de la planta florecen durante muy corto tiempo, y casi siempre al final de la estación lluviosa. Esta especie algunas veces se cultiva en forma ornamental en Estados Unidos, con el nombre de "scarlet runner bean". Las semillas varían considerablemente en su forma, siendo usualmente comprimidas y toscas, más que el frijol común (Fotografía 32). El color de las variedades es ilimitado y aparentemente no se distingue entre colores, ya que este frijol se vende y ofrece en lote para su comercialización y en él se observan docenas de variedades que no son separadas como cuando se vende el P. vulgaris. En Guatemala se reporta el nombre de juruna para referirse al de color negro, también se le llama ixtapacal, pero casi siempre éste se refiere al P. lunatus. Otra diferencia que existe entre el P. coccineus y el P. lunatus, es que este último presenta numerosas líneas que salen del hilum u ojo, mientras que el P. coccineus no tiene dichas líneas o son demasiado pálidas para distinguirlas. A este frijol que se cosecha en la región de Antigua Guatemala, se le llama piligua y es de la variedad P. coccineus.

Necesidades de Investigación

Sería de interés ampliar los bancos de germoplasma de esta leguminosa y ampliar los conocimientos sobre su composición química, valor nutritivo y usos. Se debe prestar más atención a los aspectos agronómicos de esta especie y buscar diversificación de su uso, dado el tamaño de la semilla y su producción.

Bibliografía

CALDERON, E. 1989. P. coccineus. EN: Informe Final de la Reunión sobre Cultivos Autóctonos Sub-Explotados con Valor Nutricional de Mesoamérica. Guatemala, 2-5 de octubre de 1989. Santiago, FAO/RLAC. p. 20. (Publicación RLAC/89/22-NUT-37).

CALDERON, E., VELASQUEZ, R y BRESSANI, R. 1991. Estudio comparativo de la composición química y el valor nutritivo del (P.coccineus) y del (P. vulgaris). (Arch. Latinoamer. Nutr. Guatemala, Sociedad Latinoamericana de Nutrición. 42 (a ser publicado).

FLORES, M., FLORES, Z., GARCIA , B. y GULARTE, Y. 1960. Tabla de composición de alimentos de Centro América y Panamá. 4a ed. Guatemala, INCAP.

KAY, D.E. 1979. Food legumes. (TPI Crop and Products Digest. London, England, Tropical Products Institute. N 3).

SANCHEZ G. , M.V. 1951. Sopa de piloyes. EN: Cocina al estilo de Guatemala. Guatemala, Tipografía Sánchez & De Guise. 45 p.

STANDLEY, P. C. and RECORD, S. J. 1936. The forests and f1ora of British Honduras. (Botanical Series. Chicago, USA, Field Museum of Natural History. 12(Publication 350):152, 190).

STANDLEY, P.C. and STEYERMARK, J.A. 1946. Flora of Guatemala. (Fieldiana Botany. Chicago, USA, Chicago Natural History Museum. 24(Part 5):323-324).

 

 

AMARANTHACEAE

Nombre científico:

Amaranthus spp.
Amaranthus cruentus
Amranthus hypocondriacus

Nombre Común: Amaranto, bledo, quelite, blero, alegría

Contenido de Nutrientes (por 100g)

Hojas Grano

Agua (g) 86.0 - 86.9 6.2 - 11.1
Proteína (g) 3.5 - 4.5 13.2 - 17.6
Grasa (g) 0.6 - 0.8 4.8 - 10.2
Carbohidratos totales (g) 5.6 - 7.4 51.5 - 65.8
Fibra cruda (g) 1.5 - 1.6 2.6 - 5.3
Ceniza (g) 2.1 - 2.4 2.1 - 4.4
Calcio (mg) 280 - 313 217 - 303
Fósforo (mg) 74 - 78 556 - 600
Hierro (mg) 5.6 - 24.1 21 - 104
Actividad de vit.A (ug) 1600 - 2740 - - -
Tiamina (mg) 0.05 - 0.09 0.08 - 0.25
Riboflavina (mg) 0.24 - 0.29 0.19 - 0.29
Niacina (mg) 1.20 - 1.26 1.00 - 1.15
Acido ascórbico (mg) 65 - 75 - - -
Valor energético (kcal) 42 360

Usos en Alimentación y Nutrición

La parte vegetativa (Fotografía 33) usualmente se utiliza como verdura en sopas o como relleno en tamalitos de maíz. El grano, principalmente en la región de México y Guatemala, se usa más comúnmente para elaborar dulces, reventando el grano y combinándolo con una miel de azúcar. También se puede utilizar el grano para alimento de pájaros. El precio en el mercado es más alto que el del maíz, debido a la difícil tarea de limpiar la semilla, por su diminuto tamaño (Fotografía 34).

El amaranto puede mejorar la calidad de la proteína de productos como la leche y la soya, o complementarse con cereales como el maíz, arroz y trigo. Se han hecho estudios para establecer los aminoácidos limitantes y se ha evaluado el efecto de tratamientos térmicos como la cocción, extrusión, reventado y tostado que mejoran la calidad de la proteína.

A continuación se dan dos ejemplos de forma de consumo de la hoja y del grano de amaranto.

Guiso de hojas de amaranto

150 g de hojas de amaranto 10 g de cebolla

40 g de papa 10 ml de aceite

30 g de tomate 6 g de ajos

30 g de garbanzo sal al gusto

Limpiar las hojas, cocerlas a vapor, escurrirlas y picarlas. El tomate se pela y se muele. En aceite caliente, se pone a freir la cebolla y el ajo. Se le agrega el tomate y déjelo sazonar. Añada las hojas, papas cocidas y cortadas en cuadritos, y los garbanzos cocidos. Se sazona con sal y se deja cocer todo junto hasta que espese.

Tamales de amaranto

1 kg de harina de amaranto (preparada a partir del grano reventado y molido)

       kg de harina de arroz

1 kg de mantequilla

    3 cucharadas de polvo de hornear leche y azúcar

Se disuelve a fuego lento la mantequilla, se agrega la harina de amaranto, la harina de arroz y el polvo de hornear. Se añade leche, batiendo la masa, hasta que quede como los tamales de maíz, y al final se añade azúcar a gusto. Se envuelven en hojas de máiz y se ponen a cocinar a fuego lento.

Distribución Geográfica

El amaranto (A. cruentus y A. hypochondriacus) es originario de Mesoamérica de donde se ha distribuido mundialmente. Mucho interés se ha desarro11ado durante los ú1timos años en su producción y utilización, tanto de la materia verde como forraje, de la hoja como verdura y del grano como alimento para el hombre.

Descripción de la Planta

Planta anual, erecta o postrada. Tallos lisos o pubescentes, generalmente ramificados. Hojas alternas con pecíolo entero u ondulado. Flores pequeñas, monoicas, dioicas o polígamas, bracteoladas y bibracteoladas, aglomeradas; el conjunto de flores se encuentra en forma de cabeza compacta axilar, espigada o paniculadas; normalmente de 5 estambres, de filamentos filiformes o subulados; antera oblonga; ovario ovulado, compresado, separable a manera de cápsula. Semillas rectas, comprimidas, lisas, los embriones anulares.

La semilla del amaranto tiene un color que varía desde el café claro, al negro oscuro, y su pequeño tamaño causa dificultad en el manejo y almacenamiento. Su rendimiento varía de 49-88 g/planta en una planta de 1.52 a 1.57 m. El poco peso de la semilla es un factor limitante para la promoción del cultivo.

Su peso va de 0.61 a 0.62 mg/semilla y la mayor concentración de proteína se encuentra en el germen. El contenido de proteína y grasa es superior al de los cereales, con rangos entre 13.3 y 21.0%, y de 6 a 12%, respectivamente.

Cerca de 50 especies se encuentran en regiones templadas y tropicales del mundo. Probablemente en América Central no se encuentran todas las especies, pero cerca de 40 son conocidas en toda América del Norte. De las 50 especies encontradas en todo el mundo, 7 de ellas son las que se consideran más conocidas. Estas son: A. caudatus L., A. dubius, A. hybridus L., A. polygonoides L., A. scariosus, A. spinosus y A. viridis. Las más frecuentemente usadas para semillas son las A. caudatus, A. cruentus y A. hypochondriacus.

En Guatemala el amaranto se conoce también con los nombres de moco de chumpe, cola de zorro, bledo cimarrón, bledo extranjero y bledo rojo. Los países tropicales y regiones templadas del mundo son el hábitat del amaranto, siendo probable que América sea el origen de todas las variedades existentes, ya que documentos de la era precolombina muestran que los indios americanos fueron los que domesticaron algunas especies silvestres.

Las especies del género Amaranthus son ampliamente solicitadas en los mercados de las diferentes poblaciones, así como en ciudades importantes de América Central, especialmente Guatemala, dado el papel que juega en la dieta de la mayoría de la población. La proveniencia de dicho material vegetal es a partir de malezas principalmente, ya sea estas arvenses o ruderales. En el primero de los casos, el bledo se deja crecer a la par de los cultivos, mediante la realización de deshierbos selectivos o bien obteniéndolo a partir de aquellos que desarrollan después de pasado el período crítico de competencia de las malezas para con el cultivo. Otra fuente importante es el bledo cultivado, condición que se da cuando la demanda es alta y las fuentes anteriormente mencionadas no son suficientes. En México se cultiva principalmente el A. hypochondriacus y en Guatemala el A. cruentus.

Necesidades de Investigación

En años recientes el amaranto ha estado recibiendo bastante atención tanto en el área de investigación, como en lo práctico. Referente a la hoja como verdura, deben efectuarse estudios para reducir los niveles de ácido oxálico y nitratos, lo cual posiblemente puede lograrse a través de una selección genética. El grano, un producto excepcional nutricionalmente, es pequeño y mucho se ganaría en su introducción práctica, si éste fuera de mayor tamaño. El amaranto contiene el asteroide escualeno el cual podría ser explotado industrialmente. Asimismo, es importante darle identidad alimenticia al grano, para así estimular su consumo.

Bibliografía

ANONIMO (Querétaro, México). 1988. (Boletín El Amaranto y Su Potencial. Guatemala, Ed. ALAN. (1):12-13, marzo 1988.

AZURDIA PEREZ, C.A. y GONZALEZ-SALAN, M. 1986. Programa de recursos fitogenéticos de Guatemala. EN: Informe Final del Proyecto de Recolección de Algunos Cultivos Nativos de Guatemala. Guatemala, USAC/ICTA/CIRF. pp. 141-142.

BRESSANI, R., ELIAS, L.G., GONZALEZ, J.M. y GOMEZ BRENES, R. 1987. The chemical composition and protein quality of amaranth grain germ plasm in Guatemala. (Arch. Latinoamer. Nutr. Guatemala, Sociedad Latinoamericana de Nutrición. 37: 364-377).

BRESSANI, R., ed. El amaranto y su potencial. Guatemala, INCAP.

FLORES, M., FLORES, Z., GARCIA, B. y GULARTE, Y. 1960. Tabla de composición de alimentos de Centro América y Panamá. 4a ed. Guatemala C.A., INCAP (Publicación E-246).

HERNANDEZ BERMEJO, J.E. y LEON J., eds. 1992. Cultivos marginados, otra perspectiva de 1492. (FAO Colección Producción y Protección Vegetal. Roma, FAO N 26).

NATIONAL RESEARCH COUNCIL. 1989. Last crops of the Incas. Washington, National Academy Press. p. 139-147.

OKE, O.I.J. 1979. Proceedings of Amaranth Conference, 2nd. Emmaus, PA., Rodale Press. p. 27.

REUNION SOBRE CULTIVOS AUTOCTONOS SUBEXPLOTADOS CON VALOR NUTRICIONAL DE MESOAMERICA, Guatemala 2-5 de octubre de 1989. Informe Final. Santiago, FAO/RLAC. (RLAC/89/22-NUT-37).

SAUER, J.D. 1977. The history of grain amaranthus and their use and cultivation around the world. IN: Proceedings of Amaranth Seminar, 1st. Emmaus, PA., Rodale Press. pp. 9-13.

SPILLARI FIGUEROA, M.M. 1988. Cambios químicos, bioquímicos y nutricionales de las hojas de amaranto (Amaranthus spp) durante diferentes etapas de su desarrollo fisiológico. Tesis Licenciado en Ciencias Agrícolas. Guatemala, Universidad Rafael Landívar. pp. 4-5.

TEUTONICO, R.A. and KNORR, D. 1985. Amaranth: composition, properties and applications of a rediscovered food crop. (Food Technol. Chicago, Ill. Institute of Food Technology. 39:49-60).

WU LEUNG, W.T. y FLORES, M. 1961. Tabla de composición de alimentos para uso en América Latina. Guatemala, C.A., INCAP/ICNND. p. 24.

 


Fotografía 30 Frijol lima

 

Fotografía 31 Frijol tépari (Sonora, México)Fotografía de la Dra. Elvira de Mejía

Fotografía 32 Frijol cubá

Fotografía 33 Amaranto o bledo (hojas)

Fotografía 34 Amaranto o bledo (granos)