español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

FAO recalcó importancia de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias en comercio internacional

Medidas sanitarias y fitosanitarias, inocuidad alimentaria, comercio internacional de alimentos, OMC, Codex Alimentarius

FAO recalcó importancia de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias en comercio internacional

Rodolfo Rivers, Oficial Nacional de Inocuidad y Calidad Alimentaria de FAO; Sofia Boza, Académica Universidad de Chile; Christian Häberli, Investigador senior en el World Trade Institute de la Universidad de Berna

La FAO destaca la importancia y necesidad de la Inocuidad Alimentaria durante toda la cadena alimentaria y el cumplimiento de normativa internacional para proteger la salud de los consumidores, fomentar el comercio internacional de alimentos y promover el acceso de alimentos sanos, nutritivos e inocuos a toda la población.

Santiago de Chile, septiembre 5 de 2013 - El Seminario "Medidas Sanitarias y Fitosanitarias en el contexto del Comercio Internacional", que fue co-organizado con la Universidad de Chile, se realizó en el Auditorio de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la FAO, el 4 de septiembre de 2013.

El encuentro fue inaugurado por el Oficial de Inocuidad y Calidad Alimentaria de FAO/RLC, Rodolfo Rivers, quién destacó que las Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, por su propia naturaleza, facilitan o restringen el comercio de productos agropecuarios, efectos que a su vez generan impactos económicos y sociales tanto en el país productor (exportador) como en el país receptor (importador).

Como consecuencia de lo anterior - añadió el Oficial - el estatus sanitario y fitosanitario tiene un gran impacto socio-económico tanto en la salud pública como en la producción y comercialización de productos agroalimentarios por el alto costo que significa para los servicios de salud públicos y privados, la atención de las enfermedades causadas por alimentos.

"Para este nuevo bienio, FAO tiene como mandato que los sistemas alimentarios y agrícolas deben mejorar la eficiencia para satisfacer la creciente y cambiante demanda de alimentos, en este proceso la vinculación de los pequeños agricultores, silvicultores y pescadores con las empresas agroindustriales es vital para su participación efectiva en los mercados de rápido cambio global, regional y nacional", puntualizó Rivers.

En virtud de lo anterior -concluyó señalando Rivers - la experiencia de FAO demuestra que se necesitan reformas y desarrollo de capacidades para establecer un entorno propicio a nivel nacional y de manera eficaz; además de la participación del sector privado, para asegurar que los mercados internacionales sean justos y eficientes.

Asimismo, el Oficial Rivers realizó, además, una exposición relativa a la "Situación regional en inocuidad y calidad alimentaria"

El reto de un comercio internacional justo

El encuentro fue inaugurado con la exposición del Dr. Christian Häberli, quien en la actualidad se desempeña como investigador senior en el World Trade Institute de la Universidad de Berna. Häberli dictó la charla "La seguridad alimentaria y el comercio internacional: una visión general"

El Profesor Haberli abrió su exposición preguntándose si la seguridad alimentaria y la inocuidad son compatibles. En su opinión, hay que ser cuidadosos en delimitar correctamente ambos términos, pues la inocuidad está relacionada con la salud y la seguridad alimentaria con la producción.

"En 2050 tendremos, según las previsiones, un planeta con 9.000 millones de personas, por lo que alimentarlas de manera suficiente e inocua es todo un reto", señaló.

Christian Haberli abordó, además, la realidad del entorno de la Organización Mundial de Comercio en materia de inocuidad alimentaria. Se refirió para ello al Acuerdo sobre Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias: "El cual trata de posibilitar la protección, pero evitar el proteccionismo".

En este contexto, Haberli señaló ejemplos de disputas paradigmáticas ante la OMC en materias sanitarias y fitosanitarias, como el caso de la CE-Biotecnología, CE-Hormonas y Australia-Manzanas. También se refirió al Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio, dada su complementariedad con el Acuerdo MSF (dando ejemplos de situaciones, como la reciente crisis europea relativa a la carne de caballo que en algunos casos puede ser polémica su revisión bajo MSF u OTC).

Del mismo modo, hizo mención a la importancia creciente de los estándares privados, dando ejemplos como el etiquetado "GMO Free", "Swiss Quality Beef" y "Made in Germany", señalando que "Existe una discusión sobre qué hacer dentro de la institucionalidad de la OMC con este tipo de estándares y su impacto en el comercio, sobre todo en los casos que se convierten "de facto" en obligatorios".

Asimismo, destacó también la importancia de Chile en el contexto de la institucionalidad multilateral en MSF, señalando que: "El país ha mostrado especial interés al respecto, siendo uno de los diez países con mayor número de notificaciones en los últimos años".

Finalmente, volviendo a su pregunta inicial, el Profesor Haberli concluyó que no podemos decir categóricamente que exista un conflicto entre inocuidad y seguridad alimentaria: "En este sentido es necesario seguir recomendaciones científicas antes de imponer una medida que pueda restringir el comercio"

La evolución de las medidas

Posteriormente, la Prof. Sofía Boza, se refirió a la "Evolución de los mecanismos de la OMC en MSF y desarrollo económico"

La Dr. Boza indicó que el objetivo principal del Acuerdo sobre Aplicación de MSF de la OMC, es: "Asegurar que se impongan las medidas necesarias para garantizar la inocuidad de los alimentos, así como la salud de las personas, animales y vegetales, sin que esto se utilice con fines de proteccionismo comercial. Para ello, se insta a que los requisitos impuestos tengan como base evidencia científica suficiente que los justifique".

Boza se refirió, además, a la evolución que han tenido los distintos mecanismos de la OMC en MSF desde 1995, haciendo hincapié en cómo ha sido la participación de los distintos miembros, considerando su nivel de desarrollo económico.

"El número de notificaciones en MSF ha registrado una tendencia al alza de manera casi continuada desde 1995 hasta la actualidad. No así las Preocupaciones Comerciales Específicas y las Diferencias", indicó la Dra. Boza.

Los países de altos ingresos - añadió la académica - han tenido una participación relativamente muy superior a la de los países en desarrollo y menos desarrollados de estos mecanismos. Es especialmente llamativa la participación casi "testimonial" de los países de ingreso bajo.

"Estas diferencias llevan a cuestionarse cuáles son las razones que motivan la baja participación de los países de menos ingreso, sobre todo en aquellos casos en que la exportación de alimentos es importante para sus economías", puntualizó.

Gonzalo Ríos del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), se refirió finalmente a la situación de "Chile en el contexto de las negociaciones internacionales en MSF".