español
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

FAO: políticas públicas sobre semillas son claves para el desarrollo de la agricultura familiar y la seguridad alimentaria

Encuentro regional en Bolivia reunió a 13 países para debatir el rol de las políticas públicas de semillas en el incremento sostenible y eficiente de la producción de la agricultura familiar.

FAO: políticas públicas sobre semillas son claves para el desarrollo de la agricultura familiar y la seguridad alimentaria

Santiago 29 de agosto de 2012- Una sólida política pública nacional sobre semillas es clave para el desarrollo de la agricultura familiar y el desarrollo de la agricultura y la seguridad alimentaria en los países de América Latina y el Caribe, señaló Crispin Moreira Representante de la FAO en Bolivia.

Esta semana se llevó a cabo una consulta regional sobre políticas públicas en semillas y agricultura familiar, en Santa Cruz, Bolivia, para realizar un diagnóstico regional y sentar las bases para un marco estratégico de cooperación en políticas públicas de semillas.

"Establecer una política de semillas clara en cada país se ha convertido en una pieza clave en el desarrollo del sector semillero, y tiene un gran impacto en la seguridad alimentaria y nutricional de los países, ya que las semillas de calidad contribuyen a mejorar la seguridad alimentaria gracias al incremento sostenible y eficiente de la producción, especialmente de la agricultura familiar", señaló Tania Santiváñez, Oficial de Protección Vegetal de la FAO.

El director del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal de Bolivia, Lucio Tito, señaló que, "para la seguridad y soberanía alimentaria es imprescindible el buen uso del suelo, el agua, la calidad de semilla, el crédito y los precios", en el encuentro organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, por sus siglas en inglés.

Consulta Regional sobre Políticas Públicas en Semillas y Agricultura Familiar

Durante el evento se compartieron experiencias exitosas, información e iniciativas para la elaboración y actualizacion de políticas públicas en semillas que permitan el fortalecimiento de la agricultura de los países latinoamericanos.

"2013 ha sido designado por Naciones Unidas como el Año Internacional de la Quinua, la cual ha sido preservada por los pueblos nativos de nuestra región por cientos de años, y cuya enorme biodiversidad está resguardada como un tesoro en cada una de sus semillas", destacó Santiváñez.

También se identificaron oportunidades de colaboración horizontal entre países y con agencias internacionales para el diseño y la implementación de las políticas públicas, así como para el establecimiento y fortalecimiento de una red de expertos gubernamentales en semillas.

En la reunión participaron representantes gubernamentales y de instituciones de Argentina, Bolivia, Brasil, , Chile, Ecuador, México, Uruguay, Perú, Paraguay, Guatemala, Nicaragua Salvador y Costa Rica

El tesoro de las semillas andinas

La FAO ha obtenido grandes logros en su programa de apoyo a la agricultura familiar campesina en Perú, Bolivia y Ecuador para mejorar la disponibilidad, el acceso y el uso de semilla de calidad en las zonas Alto Andinas, a través del Proyecto Semillas Andinas.

Durante 2012, se han establecido y fortalecido 61 organizaciones de productores de semillas certificadas, se han sembrado 143 hectáreas de campos semilleros bajo certificación y se han producido 557 toneladas de semillas certificadas.

Además, se coordinó la estrategia jurídica nacional y subregional con el objetivo de sentar las bases para un proceso de armonización de las normas de semillas en el marco de la Comunidad Andina.

Este proyecto cuenta con el apoyo del Programa España-FAO, que buscar fortalecer la labor de asistencia técnica de la FAO a los países y mejorar la eficiencia y eficacia de los procesos de cooperación.

Escuelas de Campo para agricultores

El proyecto Semillas Andinas también trabaja con la metodología de las Escuelas de Campo de Agricultores (ECA), desarrolladas por la FAO, las cuales se han difundido a casi todos los países en desarrollo, por su éxito en el manejo adecuado de los recursos locales, replicándose y adaptándose a cada realidad en una diversidad de temas.

El Proyecto Semillas Andinas ha incorporado esta metodología como herramienta para el fortalecimiento de capacidades de los agricultores y las agricultoras en la producción y uso de semillas de calidad. En 2012, había un total de 69 ECAs establecidas, con 1 322 productores inscritos.

Se trata de una metodología de capacitación vivencial en la cual un grupo de agricultores y agricultoras -guiado por una persona facilitadora- se reúne periódicamente para intercambiar experiencias, utilizando el campo como recurso de aprendizaje, donde se observa, experimenta, analiza, discute y se toman decisiones para el manejo de sus recursos productivos.